Efecto fresco y luminoso en la piel, pero también acabado mate. Mirada destacada y labios protagonistas. Lo que viene en make up para este invierno, zona por zona, en adelante.
Textos. Georgina Lacube.

Se sabe, un gran porcentaje de mujeres moderna se maquilla antes de salir de su casa. Y, en relación al tiempo destinado, se estima que la mayoría de ellas no llega a utilizar más de 7 minutos en esta tarea. A tono con estas conductas las tendencias en el make up de esta temporada apunta a acompañar y facilitar este ritual.


Tal es así que las pieles naturales se llevan más que nunca. Esta apuesta que se puso de moda hace unos años se conoce como tendencia “No make-up make-up”, y consiste en potenciar la luminosidad de la piel y resaltar la belleza natural del rostro mediante un maquillaje limpio y ligero. De hecho, en las mejores pasarelas y alfombras rojas del mundo dominaron las pieles con efecto desnudo y los rostros deslumbrantes sin exceso de maquillaje. Asimismo, los nuevos productos lanzados al mercado están diseñados para reflejar la luminosidad del cutis, con un look sin maquillaje fácil de lograr, con pocos pasos y resultados súper efectivos.


“Hay que aclarar que para lograr ese efecto ‘sin maquillaje’, es necesario tener una piel saludable, es decir, bien hidratada y suave. Y la gran novedad es que ahora también se lleva con acabado mate, un efecto que se logra con una buena base matificante”, amplía Verónica Mendoza, maquilladora oficial de Natura.


Pero la tendencia de los acabados ultramate convive en armonía con otro de los ítems que se imponen: los rostros luminosos. El efecto glow está de moda y tener un rostro sedoso e iluminado también se usa. Esta variante llega para darle vida a la cara y quitarle años de encima. Se logra utilizando iluminadores en zonas estratégicas, tales como los pómulos, el mentón, el arco superior del párpado y el puente de la nariz, que son los puntos de elevación del rostro. A su vez, los labios se colorean con un labial hidratante y se finalizan con un gloss que brinda volumen, mientras que los ojos se maquillan con sombras satinadas en tonos invernales como el verde musgo.


Verónica Mendoza, también revela que otra de las consignas que pisan fuerte este invierno, son las cejas delineadas. “A diferencia del año pasado, donde las pasarelas mostraron la tendencia de las cejas despeinadas y despobladas, para este invierno el tratamiento de esta zona de la cara irá en la dirección contraria: rellenas y oscurecidas, bien peinadas y prolijas. Esto muestra que las cejas definidas llegan para aportar profundidad a la mirada y mejorar la expresión de los ojos”.


Otra de las zonas de la cara que renueva texturas y colores son los ojos, que ahora se llevan esfumados. Para Mendoza está técnica se trata de un “caballito de batalla” que representa el concepto de maquillaje universal, ya que queda bien en todos los tipos de piel y funciona para todas las edades. Si bien sobresalen los esfumados en el clásico color negro (el favorito de las marcas urbanas), también hay lugar para un “smokey” con delineador marrón, una apuesta segura pero a la vez novedosa para comenzar el incipiente otoño.


Sin duda, otra novedad de la nueva temporada es que los labios ahora ostentan colores intensos en cualquier momento de la jornada, incluso de día. En este sentido, veremos bocas de color borgoña, vino o rojo, pero también en nude.


Por su parte, desde la marca Lucy Anderson, revelan que en el neceser invernal no deben faltar estos productos: una sombra de color dorado o plata y las versiones glitter, un labial con acabado glossy (brilloso), y un iluminador para el rostro en gotas.


Otro accesorio de estilo imprescindible que demos sumar a la citada lista es un labial de color y tratamiento. Es la última innovación del mercado. Este producto desembarca con el objetivo de embellecer los labios aportándoles en simultáneo una acción nutriente, alisadora y redensificante. Al situarse a medio camino entre el maquillaje y el tratamiento, este producto logra conjugar tonos vibrantes con el efecto confort de un bálsamo. El labial Le Rose Perfecto de Givenchy es un referente en el tema que, debido a su fórmula cremosa que contiene un complejo nutriente, los labios no sólo ostentan colores intensos y ultra luminosos, sino que también son reparados, nutridos e hidratados gracias al extracto de karité presente en su composición. Este hallazgo también contiene esferas de ácido hialurónico que rellenan todas las pequeñas arrugas y capturan las moléculas de agua presentes en la superficie de los labios.

Se presenta en una gama con ocho tonos esenciales: variaciones de rosa que van desde el nude y el palo rosa, hasta el morado intenso y el coral, combinados con un tono translúcido iridiscente, llamado White Shield.


Por último, otra de las primicias de la nueva estación son las sombras en formato stick (en barra), ideales para aquellas que buscan crear una mirada espectacular combinando las últimas dos tendencias en maquillaje: colores metalizados y la cosmética de viaje o de traslado.

Su fórmula en crema y de textura ligera, pigmenta fácilmente los párpados logrando un acabado liso, uniforme y un efecto de larga duración.


Por su puesto, las uñas también se aggiornan incorporando los nuevos códigos estéticos del invierno.

Los esmaltes son uno de los productos de belleza que más consumen las mujeres. Las nuevas incorporaciones del nuevo semestre son las versiones en gel, que proporcionan 10 días de color y brillo. ¿Qué colores se imponen? Los tonos oscuros están de súper moda. En este sentido, el pigmento estrella es el marrón, que al ser muy parecido al negro se puede combinar con muchos looks.

En tanto, el azul es una de las grandes apuestas del 2019, así como los esmaltes con purpurina metalizada, el coral y el nude.