Modela tu cuerpo con Termocel


Este tratamiento se centra en un equipo electrónico que mediante la aplicación de bandas termodifusoras transmite calor al tejido adiposo localizado iniciando así el proceso de lipólisis. La degradación de lípidos acumulados en las células adiposas. Como resultado se obtiene la reducción de varios centímetros de grasa localizada, produciendo el tan anhelado modelaje corporal.

La aplicación de Termocel combina dos terapias: la termoterapia y la electroestimulación.

La primera produce la activación de la circulación sanguínea local, incrementando el aporte de oxígeno y el pasaje de nutrientes a los tejidos. Si bien el aumento del metabolismo es transitorio, es suficiente para incrementar el gasto energético de las células grasas que dan lugar a su disminución.

Por otra parte, la electroestimulación produce contracciones involuntarias de los músculos por corrientes eléctricas que varían su intensidad en función del tiempo. Esta característica permite lograr una tonificación del tejido muscular, contribuyendo al modelaje corporal de la zona tratada. Es decir, que da como resultado el fortalecimiento de los músculos y su consecuente tonificación.

El modo de aplicación, como se mencionó antes, se basa en bandas termodifusoras diseñadas específicamente para que al entrar en contacto con la piel actúen directamente emitiendo una radiación infrarroja de onda larga. De modo tal que, el calor estimula las funciones naturales del organismo que incrementa la degradación del tejido celular subcutáneo.

Una de los principales beneficios del Termocel es el tratamiento de la celulitis. Al modelar el cuerpo y al tonificar la zona a tratar este procedimiento ayuda a eliminar esta afección que tanto molesta a las personas.

Pero la cosa no queda ahí, también puede ser utilizado en el tratamiento de inflamaciones leves, que no estén pasando por su fase aguda. Su efecto analgésico consigue en pocos minutos, dependiendo del grado de temperatura, el tiempo de aplicación y las condiciones en las que se encuentre el paciente un alivio inmediato.

A raíz de lo mencionado anteriormente, el termocel también es usado como antiespasmódico, actuando sobre contracturas musculares, calambres y espasmos, ya sean de origen músculo esqueléticos o viscerales. Provocando una sensación placentera y relajante.

Para concluir, no hay que olvidar combinar este tratamiento que ofrece Michelle Farr con un régimen dietario y un programa de actividades físicas controladas. Sumado al incremento en la ingesta de agua diaria, en especial el día de la sesión y las horas posteriores al tratamiento.

Previo Nochebuena: Tips para recibir en casa
Siguiente EDICIÓN IMPRESA 22-12-2018