Mujeres con cuerpos naturales, las elegidas en las pasarelas argentinas


La joven sanjustina Micaela López arrancó su carrera como modelo a los 17 años de edad. Bendecida con una altura de 1,73, esta rubia impactante nos cuenta un poco sobre su vida profesional y los nuevos parámetros de belleza que ganan terreno en el mundo de la moda.
Textos. Soledad Vittori. Fotos: Lucia Benetti y Bartolomé Shanahan

Los nuevos paradigmas en el mundo del modelaje son temas que se encuentran en el foco de las miradas. Con la ola de la revolución femenina, muchas mujeres alzaron la voz para pedir modelos con cuerpos reales. Cansadas de la ficción, de ver físicos con los que no se podían identificar, y de sentir frustración, comenzó un movimiento para reclamar modelos con cuerpos más inclusivos.


Esta corriente alcanzó tanta fuerza que hasta la empresa multinacional Victoria’s Secret decidió cancelar su clásico y famoso desfile este año por la pérdida de popularidad ocasionada por no adaptarse a los nuevos tiempos. La caída de audiencia y las críticas constantes que recibió la firma por la falta de diversidad y la imagen irreal de perfección que difunde fueron los motivos de su cancelación.


La dictadura de la perfección se está cayendo, y las compañías sienten el rigor de un cambio de época impulsado por las reivindicaciones feministas alrededor del mundo.


Al respecto charlamos con Micaela López, una joven modelo sanjustina, que vive y trabaja en Rosario. Nuestra protagonista de tapa aclara: “En el exterior siempre se manejaron otras reglas. Las pasarelas internacionales buscan modelos muy flacas, mientras que en Argentina se buscan cuerpos más naturales, con curvas, y personalidades más efusivas. En la agencia que estoy trabajando hay variedad de chicas con diferentes formas, no hay limitaciones en ese sentido”.


Y continuó: “Las marcas y las empresas lo único que tienen muy en cuenta a la hora de buscar modelos es la altura. Si no llegás al metro setenta, difícilmente te elijan para la pasarela. No obstante, las que no llegan a esa medida, y eligen el modelaje como forma de vida, son comúnmente elegidas para modelar en campañas publicitarias. El mercado es amplio y siempre hay un lugar para cada uno”.


La carrera de modelo


En cuanto a su profesión, Mica añadió: “Hay una cuestión que me parece importante destacar de las escuelas de modelaje y es que te ayudan a crecer en la cuestión personal. Te enseñan a ganar seguridad, a quererte. Muchas chicas van a estas instituciones para aprender a tener más confianza en ellas mismas”.


La bella modelo aseguró que antes de aprender esta profesión era una persona bastante cerrada y miedosa, y que fue aprendiendo a soltarse con la gente que forma parte de estas instituciones que te incentivan y te impulsan a progresar.


Además, recalcó: “Las escuelas de modelaje te enseñan actitud, postura, protocolo, peluquería, maquillaje, cómo hablar, posar y modelar. Aprendés cómo tenes que desenvolverte en un casting, cómo expresarte y gesticular. Te instruyen en todo lo necesario para salir preparada”.


Su historia


La escultural sanjustina fue convocada con tan sólo 15 años por una agencia de Buenos Aires para formar parte de su staff. En ese momento, y siendo tan pequeña para vivir en otro lado, su familia priorizó sus estudios escolares y rechazó el ofrecimiento.


Una vez egresada del colegio, Mica decidió estudiar psicología en Paraná donde conoció a Dido Mysiuk, un agente de modelos que la descubrió y animó a entrar al mundo de la moda. La adolescente estuvo dos años en esa ciudad estudiando y trabajando hasta que decidió mudarse a Rosario donde se dio su explosión dentro de la carrera del modelaje. En esta metrópoli, entró en la agencia Portfolio Group, de la que forma parte actualmente. No obstante nunca dejó de lado sus estudios para la Licenciatura en Psicología. Su día se divide en el cursado de mañana y en el trabajo dentro de una empresa gastronómica como encargada por la tarde-noche. Al respecto, Micaela explicó: “En el trabajo son bastante flexibles, de entrada les comenté como era mi situación y supieron entender. Cuando solicitan gente para castings o alguna empresa me pide para alguna campaña, lo voy coordinando sin problema”.


La experiencia más importante


Al ser consultada por el trabajo que más la marcó dentro de su profesión, la joven modelo respondió: “El desfile más importante del que me tocó formar parte fue en Punta del Este, para la reconocida marca Forever 21, con modelos internacionales. Nunca había salido del país, no conocía el mar, así que fue una experiencia increíble en todos los sentidos. Las chicas eran todas buenas, la mayoría de pueblo o de ciudades pequeñas como yo, entonces pegamos buena onda al instante”.


Proyectos Futuros


Micaela está viendo si le sale la posibilidad de ir a Buenos Aires a la agencia Clever Management. Entre sus proyectos se encuentra la idea de presentarse a un casting de esta agencia y ver si se le da la oportunidad de formar parte de ella. Esta firma se dedica a mandar modelos al exterior y es uno de sus grandes sueños: tener la experiencia de trabajar en otros países.

Su estilo
Micaela López es una impactante rubia que se define como una persona clásica. Las zapatillas, los jeans y los buzos forman parte de sus outfits diarios. Las prendas lisas y fáciles de combinar son su principal elección para moverse con libertad en todos lados.

Previo El encanto de los dibujos
Siguiente Edición Impresa 17-08-2019