Con la baja de las temperaturas y la llegada del frío no solo se cambia la ropa, también los aromas.

 

“El perfume de una mujer dice más de ella que su letra”. Christian Dior.

 

Cada estación requiere de un aroma diferente y los perfumes de invierno cuentan con características propias que hacen que los suyos sean los más adecuados para esta estación en la que la fragancia tiende a conservarse menos.

 

Los perfumes de invierno, debido a que permanecen menos tiempo impregnados en la ropa o en la piel, tienen que ser más concentrados, más intensos y más dulces. Esto hará que la cantidad de perfume necesaria sea menor. Por otro lado, esto supondrá que el frasco de perfume de invierno dure más tiempo y con unas cuantas gotas será suficiente para ir impregnada de fragancia.

 

Los perfumes que elegimos dicen mucho de nosotras, están relacionados con nuestra personalidad, nuestros sentimientos y con nuestras acciones del día a día.

 

A la hora de elegir un perfume debemos tener en cuenta varios factores como nuestro perfil genético, hábitos alimenticios y hasta nuestro carácter, pues dicen que puede afectar el aroma del perfume. Elegir tu aroma ideal no es una tarea difícil, solo tienes que saber que cada perfume trasmite emociones y es parte de lo que queremos proyectar al mundo.

 

DIEZ TIPS PARA ELEGIR EL IDEAL

 

1. La piel de nuestro cuerpo es muy diferente entre una persona y otra, pues todos tenemos un PH distintos. Por eso no hay que elegir un perfume que te agrade en otra persona, tienes siempre que probarlo antes en tu piel.

 

2. El mejor momento para probar o hacer la elección de tu perfume es durante la mañana, porque es cuando tu olfato funciona mejor.

 

3. Para apreciar la esencia, asegúrate de no llevar previamente ningún perfume para que este no interfiera en la elección.

 

4. Hay que tener en cuenta que hay diferentes tipos de perfumes. Están los eau de toilette que son mucho más suaves y no duran todo el día en la piel. Los eau de parfum que tienen un efecto intermedio. Por último, los parfum son mucho más intensos y duran prácticamente todo el día.

 

5. La mejor forma de probar y elegir tu perfume ideal es rociarlo al aire. Si lo aplicas en la piel, tiene que ser en la zona de la muñeca.

 

6. Lo ideal es tener 3 o 4 perfumes, puedes ir aumentando tu colección para poder ir variándolos según la ocasión.

 

7. Lo máximo que puedes probar son tres esencias por día, para no perder ni confundir los aromas. Si quieres borrar las esencias para poder probar otras, lo ideal será sentir granos de cafés que te ayudarán a neutralizar los aromas.

 

8. Puedes usar un perfume tanto de día como de noche. De día aplicamos pequeñas cantidades y de noche podemos utilizar más cantidad para dar un toque más sofisticado.

 

9. Durante el verano, te recomendamos elegir un perfume de aroma floral y de frutos. Durante el invierno tu perfume ideal tendrá que ser más amaderado e intenso.

 

10. Los perfumes tienen tres fases: la primera se conoce como “nota de salida”, es nuestra primera impresión en relación al aroma; la segunda fase se conoce como “nota del corazón”, es en esta fase donde descubrimos el alma del perfume, las notas que lo identifican; por último, la tercera fase, es la “nota de fondo” que es aquella que da durabilidad a la esencia del perfume. Por esta razón para elegir el perfume ideal es necesario dar tiempo. No te dejes guiar por la primera impresión.

 

Fuente: Ellas hablan.