Un buen look nunca está completo sin una buena fragancia. Y como perfumarse es un arte, tanto que debería ser el broche de oro a la hora de ir a un evento, el trabajo o una fiesta, acá van las claves para saber elegir el perfume ideal para agasajar a papá en su día.

Textos. Georgina Lacube.

Acqua Di Giò Absolu de Giorgio Armani. Eau de Parfum inspirado en la unión de la frescura del mar y la calidez de la madera. Posee un aroma predominantemente amaderado que se combina con notas de bergamota, lavanda, romero y pachulí.

Lo primero que hay que saber es que los perfumes no deben considerarse del mismo modo que la ropa de tendencia. Antes de comprar esa fragancia que todos usan -o porque es de “marca”-, hay que cerciorarse de que defina la personalidad del agasajado así como también que lo hagan sentir feliz y seguro de sí mismo. Se sabe, no da lo mismo una fragancia para un papá deportista que para uno sedentario. Esto sumado a la cuestión de que todos tienen diferentes características fisiológicas: el sudor, el PH y hasta la oleosidad de la piel influyen en la fragancia cuando se aplica. También los hábitos de higiene, alimentación y la ingesta de ciertos medicamentos impactan en sus notas. Por eso para elegir la fragancia correcta es muy importante probarla previamente, y la elegida siempre debe desencadenar una emoción en quien la usa, además de ser un producto versátil para usar en cualquier circunstancia y a cualquier hora del día.

Solo Origami de Loewe. El Bosque Mediterráneo ha sido fuente de inspiración para la nueva creación olfativa de la marca. De la familia Fougére Aromática, combina la frescura del limón, la bergamota procedente de Italia, albahaca y las esencias mediterráneas de la lavanda y el geranio.

Además de lo mencionado, la edad de papá también cuenta. Los expertos sostienen que cada vez que se piensa en regalar una fragancia trendy para los más jóvenes hay que enfocarse en esas que poseen notas frutales, frescas, dulces y acuáticas. Aunque también hay quienes consideran que para darle balance a una personalidad más informal no hay nada mejor que buscar un perfume bien complejo, de esos que contienen notas de cuero y especias, algo lujoso y poco frecuente. Por otra parte, para un hombre mayor valen las notas tabacosas o con aromas a maderas e incienso, esas que brindan confianza y elegancia.

Man in Black de Bvlgari. Con notas de ámbar y tonos amaderados y ahumados, capta la esencia del vivir de un hombre moderno descendiente de los antiguos dioses romanos.

También se puede pensar en que tenga una utilidad para un momento del día en particular. Por ejemplo, para la noche son recomendables las fragancias fuertes y amaderadas, mientras que para el día son atinadas otras más sutiles y amables. Y acerca de si hay que tener un perfume para cada estación, los perfumistas sostienen que eso depende exclusivamente del gusto del consumidor. Igualmente, deslizan que para aportar calidez a los días de frío valen los brebajes de tipo oriental, que contienen ingredientes como almizcle, vainilla y maderas preciosas, amalgamadas con flores exóticas y especias. En cambio, para el verano o primavera se puede invertir en otras más florales y frutales donde predominen los cítricos, melón, ciruela y cassis.

El mercado de los perfumes se renueva cada año. En él no existe una única tendencia, como pasa por ejemplo dentro del mundo de la moda, donde se imponen colores, estilos y tipologías. En el mundo “olfativo”, se respetan las preferencias de los consumidores y dentro del portfolio de fragancias dulces, amaderadas o frutales surgen nuevas combinaciones que dan vida a originales productos. Así, a este invierno 2018 lo dominan cinco tendencias bien claras:

N° 01-Woody Aromatic de Giesso. Una fragancia amaderada, de mucho cuerpo y carácter, dados por la combinación de notas de whisky y especias aromáticas como el cardamomo y el tomillo, sellada con un toque final de notas de cuero y habas de tonka.

Adicción. Da vida a perfumes que la gente quiere oler sin parar. Contienen notas súper comestibles y dulces en el corazón, tales como caramelo, miel, café, un poquito de chocolate y hasta maní. A su vez son sutiles, para no empalagar e inundar el entorno. También se logran con frutas frescas y jugosas, están de moda el higo y coco o cítricos muy pulposos y naturales.

Frescura. Aquí sobresalen las notas verdes naturales que vienen del melón, hojas frescas u olores marinos que energizan. Son muy cómodas de llevar y que gustan a todo el mundo.

Hierbas aromáticas. En este caso, la reina sigue siendo la lavanda pero nunca evidente, siempre envuelta en otras notas para dar complejidad y acompañadas de maderas clásicas muy masculinas que se reinventan para dar modernidad.

Sensualidad. Reúnen madera y notas tibias como la del cuero -que está muy de moda-, suavizadas con ámbar y musk que son ingredientes muy delicados.

Unisex. Dan presencia con notas súper fuertes y personales que surgen de especias exóticas. Como contrapartida, también aparecen propuestas increíblemente suaves que “envuelven” la piel aportando sofisticación.

300km Nitro de Avon. Su Tecnología Nitro contrasta la frescura de la menta con el calor de las notas de ámbar, generando mayor duración e intensidad a la misma.

Ahora bien, si la tarea nos resulta un tanto compleja, siempre está bueno escuchar a los vendedores. ¿Por qué confiar en ellos nuestra compra? Porque las grandes compañías de belleza invierten mucho dinero en entrenar a sus equipos de venta. Por eso, ellos conocen detalles importantes de cada fragancia. Eso sí, lejos de imponer su criterio, los vendedores deben actuar como guías.

Por otra parte, un perfume siempre será el indicado si persiste puesto a lo largo del día, desde el momento en que es aplicado por la mañana hasta la noche, antes de irse a dormir. Para prolongar la sensación del perfume, nada mejor que mantener la piel bien hidratada porque los aromas se fijan más en una piel humectada que en una seca.

Original Musk de Kiehl’s. Mezcla única de esencia de aceite de almizcle con un acabado final oriental de haba tonka, pachuli blanco y almizcle que deriva en una fragancia distintiva y moderna.

Además, el uso de complementos como un body lotion o un body mist de la misma fragancia hace que ésta se fije con más fuerza. Por eso los combos de perfume más productos hidratantes también son un buen regalo. Pero la duración del perfume también depende de la composición y las esencias que contenga. Las más dulces y florales duran más que las fougere (se crea a partir de notas de lavanda, musgo, madera y cumarina, sobre esta base se pueden utilizar otras notas aromáticas, afrutadas, especiadas o florales), verdes y frescas.

De lo expuesto se deduce que lo ideal es no comprar impulsivamente. Antes que nada es preciso probar la fragancia en la piel, ¡no en las tiritas de papel! Estas se pueden emplear para hacer un preselección, pero lo ideal es testearlo en la cara interna de la muñeca (aunque seamos mujeres la que lo compremos), irse del local, olerlo durante la jornada y, recién al día siguiente, decidir si lo compramos o no. En este caso, y al tratarse de un regalo, es bueno pedir el ticket de cambio en la perfumería y que papá no abra el perfume hasta probarlo al día siguiente en la misma perfumería donde se adquirió. Si le gustó, lo abre y comienza a usarlo y sino pide un poco de ayuda a los expertos vendedores.

Ultra Blue de Polo. Fragancia fresca y amaderada con notas de limón, cidra, cedrón y almizcle.

Asesoraron: Alejandro Schenkelman, Presidente de L’Oval Argentina; Bernardo Conti, Director Creativo de Firmenich SA; y Catalina García-Guevara, Jr Manager Category de Fragancias South Market Group de Avon.