Pool party, un boom del verano


Este tipo de fiestas, copiadas de lugares como Ibiza, Cancún o Las Vegas, se organizan en espacios abiertos ya sea de día, de tarde o de noche.

 

Textos. Revista Nosotros

Hace años comenzó esta modalidad, que cada vez se observa con más frecuencia, como una necesidad de disfrutar de un contexto que represente el verano y las vacaciones, estando en la ciudad.

Suelen ser multitudinarias y duran varias horas de corrido, se bebe, se come, se juega y los DJs y shows en vivo suenan sin parar.

Sin agua y pileta definitivamente no hay pool party. Pero hay otros elementos básicos que no pueden faltar, aquí un detalle:

1- El lugar: decidir dónde realizar la fiesta es uno de los factores más importantes. El espacio tiene que ser lo suficientemente amplio como para que la gente no se agobie y la pileta lo suficientemente grande como para que no termine en un amontonadero.

2- La temática: Escoger un tema o color para que la decoración, la comida puede ser divertido. La decoración al mejor estilo Hawai son un clásico. El objetivo es trasladar a los invitados imaginariamente a esos lugares. Otras de las temáticas más utilizadas son el lejano oeste, hippie u ochentoso.

3- Decorar la piscina y el área elegida: ambientar el lugar donde se llevará a cabo el evento es importante para generar el clima ideal. Poner inflables, flotadores, pelotas de colores, serpentinas y luces led siempre son una buena opción.

4- Que no falte la comida, y menos la bebida: La mejor opción son los snack, bocaditos, preparaciones frías y fáciles de manipular y digerir. Es importante tener en cuenta las altas temperaturas por eso se puede incluir algo de fruta, jugos o licuados. Como es toda fiesta la bebida es fundamental, con alcohol y sin. Las gaseosas, la cerveza, el fernet con coca, los tragos y el hielo son elementos indispensables. Y si se tiene en cuenta que es verano y el calor da sed, resulta imprescindible calcular bien las cantidades para que no falte en ningún momento.

5- La música: Es sin duda el componente más importante para que el evento sea un éxito o un desastre. Es primordial que alguien con experiencia se encargue de este punto. La iluminación también debe ser buena, si queremos con el evento dure varias horas.

6- Crear espacios de distensión: Generar situaciones de relax donde los invitados pueden rotar, sentarse y conversar es importante para que el evento sea dinámico.

7- Organiza actividades: una buena idea es tener algunas actividades preparadas y que la gente escoja cuál prefiere. Los clásicos están bien, pero lo mejor es la originalidad. Por eso sugerimos trampolínes, inflables, competencias con espuma, bandas en vivo.

8- Invitaciones: Hoy en día no se usa más la invitación de papel. Whatsapp y Facebook destronaron ese viejo sistema para reemplazarlo por uno más rápido y eficaz. Las redes sociales hicieron más fácil invitar a más gente y recibir una respuesta inmediata.

9- Fotos: capturar imágenes de la gente disfrutando de la fiesta no solo es un buen recuerdo, sino también una forma de seguir generando más eventos de este tipo. La instantaneidad de las redes sociales permiten tener imágenes y video todo el tiempo y a cada instante.

Es un nuevo concepto en la ciudad, que propone vivir un verano diferente, sin necesidad de padecer temperaturas imposibles. Porque si bien la mayoría de las fiestas comienzan al atardecer, algunas se dan cita a media tarde y se convierten en una verdadera maratón de 12 horas que asegura diversión y frescura, incluso en el infernal enero citadino.

Previo Estrellas de mar: qué se pusieron los famosos
Siguiente ¡Hombros a la vista!