Recuperar el pelo después del verano


Por Leticia Brussini

Cuando llega febrero y las vacaciones han hecho estragos en el pelo, nuestro cabello se ve dañado, sin brillo y seco. El desafío entonces es recuperarlo y el secreto para hacerlo es simple: devolverle la hidratación, elasticidad, fuerza y color que ha perdido por el mar, viento, sol y cloro.

He aquí algunos tips para lograr el objetivo:

– No lavarlo con una frecuencia más allá de la necesaria. Cuando lo hagas, utilizá champús y acondicionadores reparadores y elegidos con asesoramiento de un profesional.

– No desenredes el pelo con peine fino ya que puedes resquebrajarlo aún más. Usá cepillos y peines anchos específicos ya que son menos agresivos cuando el pelo está tan sensible.

– No olvides hacer un buen tratamiento de nutrición. Utilizá máscaras o ampollas y elegí el producto adecuado para tu necesidad con tu peluquero. Después del tratamiento, podés utilizar un sérum para mantenerlo hidratado y protegido.

– No utilices herramientas térmicas sin un protector previo, que lo selle, trate, nutra y proteja.

Seguí estos tips y notarás la mejoría de tu cabello en pocos días. Cuando lo hayas logrado, podés cambiar de productos a una línea más hidratante o nutritiva pero no dejes de utilizar una máscara o ampolla reparadora aunque sea una vez por semana.

A pesar de tener tratamientos increíbles para recuperar el pelo dañado, todos los profesionales coincidimos en que para tener un pelo sano hay que cortar aunque sea un par de centímetros por lo menos cada dos meses.

Previo ¿Por qué regalar flores para San Valentín?
Siguiente Recomendaciones para evitar robos a través de medios electrónicos de pago