Rihanna volcó hoy su congoja en las redes sociales tras la muerte de su primo de 21 años, Tavon Kaiseen Alleyne, que le era muy cercano, y quien fue atacado a disparos en Barbados en Navidad.

 

La cantante recordó en la red social Instagram a su primo, con el que había festejado la Navidad apenas horas antes en Barbados, de donde es oriunda.

“¡No puedo creer que apenas ayer a la noche te abrazase! ¡Nunca pensé que sería la última vez en que sentiría el calor de tu cuerpo! Te amaré por siempre”, escribió Rihanna junto a una foto abrazada a su primo, a la que añadió el hashtag #endgunviolence (“Pongan fin a la violencia de las armas”).

 

Otras fotos que añadió la cantante de “Umbrella” también la muestran abrazada junto a su primo, ocho años menor. De acuerdo con medios estadounidenses, Tavon se encontraba en la noche del 25 de diciembre en la calle cuando fue atacado a disparos por un desconocido. Murió poco después en el hospital a causa de las heridas sufridas.