Roadmap de sabores norteños


Las provincias de Tucumán, Salta y Jujuy son un gran atractivo para los viajeros gracias a sus variadas propuestas gastronómicas, repletas de costumbres locales que persisten en la región hace miles de años.
Fuente: Ver y comunicar

Si un viajero desea adentrarse realmente en su destino, la gastronomía local es la clave. A través de los aromas y sabores se puede conocer mucho más y entrar en contacto con la cultura y las formas de ser y hacer del lugar.


Argentina tiene una ruta de sabores muy diversa en la cual se destaca la cultura norteña del país, donde se puede encontrar, entre muchos de sus atributos, una pintoresca oferta de comidas tradicionales que mantiene los rasgos más autóctonos de cada pueblo y ciudad.


Las provincias de Tucumán, Salta y Jujuy son un gran atractivo para los viajeros gracias a sus variadas propuestas gastronómicas, repletas de costumbres locales que persisten en la región hace miles de años.


Tucumán
En el “Jardín de la República” el clásico en el menú de cualquier restaurante son las típicas empanadas de carne cortada a cuchillo. ¿Qué las hace tan especiales? Las pasas de uva y las aceitunas que complementan su preparación. Entre los sitios recomendados para sentarse a probarlas se puede escoger la zona céntrica de la capital provincial y el área suburbana de Yerba Buena.


Salta
“La Linda” recibe miles de visitas todo el año y su gastronomía regional se posiciona como uno de sus mayores atractivos. Entre sus exquisiteces regionales se destacan las empanadas, las milanesas de llama, el asado de cordero y el mote con queso. Si estás recorriendo la capital, podeés buscar un ambiente casual y moderno para disfrutar gastronomía salteña. La región resalta en sus empanadas de queso y quinoa, su ensalada tibia con quesillo y granos de choclo, y con su famoso postre de dulce de cayote, quesillo y nuez.


Jujuy
Cada una de las propuestas gastronómicas de Jujuy forma parte de su cultura y tradición. Poseen empanadas como en el resto de las provincias del Norte Argentino, sin embargo hay especialidades como el picante de panza y el guajchalocro, que son exquisiteces propias de esta provincia. Disfrutar de su oferta gastronómica es posible en restaurantes, puestos de ferias y también en fiestas populares de los pueblos andinos.


La comida es naturaleza y experiencia, a través de ella podemos llegar a conocer profundamente sobre el lugar que representa y por qué. Darse la oportunidad de conocer el norte desde su gastronomía brinda una vivencia única que nadie debería dejar de disfrutar.

Previo 10 tips para cuidar tu piel en verano
Siguiente La moda del re-commerce