El actor británico Robert Pattinson rodó un divertido cortometraje en el que se le ve desesperado por conseguir un “hot dog” en Nueva York.

El video, de unos dos minutos y medio, muestra a un Pattinson que vive una pesadilla, pues no se atreve a salir del hotel por miedo a los paparazzi y los fans. “La ciudad es un laberinto concebido para burlarse de mí”, afirma.

 

Cuando por fin se arma de valor y sale a la calle, aparece aterrorizado, intentando sin éxito tomar el metro o parar un taxi. “Sabía que solo soy una persona normal”, afirma cuando finalmente consigue dos ‘hot dogs’ en el Lower East Side. “Puede llamarme Rob, como ‘hot dogs’”.