Dificultad/ Media
Porciones/ 10

 

Ingredientes/

 

  • 1 cdta. de levadura seca
  • 1 cdta. de leche tibia
  • 1 cda. de miel tibia
  • 500 gr. de harina 0000
  • 150 gr. de azúcar
  • 4 huevos
  • 1 pizca de sal
  • 1 cdta. de esencia de vainilla
  • 100 gr. de manteca a temperatura ambiente
  • 250 gr. de crema pastelera
  • Almíbar
  • Cerezas al marraschino
  • Higos confitados
  • Azúcar granulada

 

Procedimiento/

 

Colocar levadura, leche y miel en un recipiente, revolver y dejar descansar. En otro recipiente colocar la harina. Ahuecar y agregar el azúcar, 3 huevos apenas batidos, una pizca de sal y la espuma de levadura que estaba reposando.

 

Amasar hasta unir los ingredientes, abrir la masa y colocar la manteca.

 

Florear la mesada con harina y seguir amasando hasta que se integre la manteca y quede una masa tierna. Ojo, no agregar harina de más. Parece que la manteca no se integra, pero con 5 minutos de amasado se integra perfecto.

 

Cortar el bollo al medio y lo dejamos reposar tapado por 20 minutos.

 

Hacer un chorizo con cada bollo y trenzarlos entre si para luego armar la rosca.

 

Colocarla sobre una placa enmantecada y enharinada, en la parte del cierre colocar un huevo crudo, previamente lavado y en el centro un recipiente de cerámica (apto horno) o una lata de conserva vacía y limpia para que no se deforme.

 

Decorar con crema pastelera a gusto, pintar con huevo batido la parte de la masa que no tiene pastelera y llevar a horno medio de 180 grados a cocinar por 40 minutos o hasta que se vea dorada.

 

Sacar la rosca del horno, dejar enfriar y pintar con almíbar.

 

Decorar con los higos, las cerezas y el azúcar granulado.