“Hacer ‘Condorito’ en cine fue una producción latinoamericana para el mundo”, dijo uno de los animadores del filme.

 

“Condorito”, tradicional historieta chilena de impacto regional desde hace 65 años, concreta su primera incursión cinematográfica que llega a los cines argentinos con una propuesta que para el argentino Ignacio Ochoa, responsable de la supervisión de animación del filme “implicó una verdadera producción latinoamericana para todo el mundo”.

“Llevar al cine a este querido personaje fue emocionante para mí, porque lo tomo como cumplir un sueño de chico pero también significó una gran responsabilidad porque no podemos defraudar al espectador que espera pasarla bien con la película y sentir lo mismo o más todavía que cuando leía la historieta”, destacó Ochoa, quien participó en otros proyectos de animación latinoamericanos como “Metegol” y “Un gallo con muchos huevos”.

“Condorito: La película” es dirigida por la dupla Alex Orrelle (animador en “La Era de Hielo”, “Los increíbles” y “G.I. Joe”, entre otras) y Eduardo Schuldt (director de varios largometrajes de animación, el primero “Piratas en el Callao”) y en el guión tomaron parte el argentino Martín Piroyansky junto a Ishai Ravid y Rodrigo Moraes.