Sebastián Casís: un alma blusera


Referente ineludible del blues santafesino, es profeta en su tierra y también en pagos lejanos. Apasionado por la música, suele divertirse enormemente en el escenario. ¿En qué anda ahora? Nos cuenta todo en esta nota.
Textos. Romina Santopietro.

Foto: Lautaro Tessi.

Sebastián Casís es bajista, cantante y compositor. Realizó sus primeros conciertos a los 14 años con su grupo Xero, formado junto a compañeros de su escuela secundaria. En 1987 ingresó por primera vez a un estudio de grabación con la banda Clor & Drato y grabó un demo formado por temas propios. En 1995 ingresó a Psycho, grupo de música pop muy reconocido en Chile, Argentina y Ecuador, con el que realizó varias giras. Más tarde formó Descarga!, banda de funk-rock, y grabó un álbum de edición independiente. En 1998 formó Chamarras Negras y en 2000 se incorporó a Mo’ Blues.


Eso en lo formal de su currículum o, mejor dicho, de su prontuario musical. En el ámbito real, del día a día, la música ocupa cada espacio de su vida. Quien lo haya visto tocando en vivo puede dar fe de cómo disfruta sobre el escenario.


Nacido en Santa Fe, suele contar divertido que “mi primer recuerdo es asistir a la orquesta de niños a los 6 ó 7 años. Luego de un tiempo de tomar clases, el director citó a mi madre, y le dijo: ‘Señora, a su hijo no le interesa y nunca le va a interesar la música, le sugerimos que, por favor, lo retire de la escuela’”, rememora.

Foto: Matías Leyera.


El blues de gira


Sebastián no pone excusas cuando de girar se trata: mochila y bajo al hombro, lleva el blues santafesino adonde el viento sople y las oportunidades surjan.


“Estuve en cruceros desde Australia hasta Singapur. Es un trabajo muy interesante y enriquecedor ya que tocar cuatro sets por día, los siete días de la semana, durante meses pone a prueba tu capacidad como intérprete y la interacción constante con más de 2.000 personas por semana te lleva a perfeccionar el lenguaje musical. En 2018 hice gira en Ecuador, y toqué por tercera vez en el Quito Blues Festival. En esta ocasión me acompañaron Diego Canastrelli en batería y Damon Van Buren, guitarrista de Los Ángeles (USA), con quién no me veía desde la gira que hicimos con Mo’Blues junto al recordado Deacon Jones (2011) Debido al éxito del show me volvieron a invitar para este año. Durante la misma gira también me acompañaron los ecuatorianos Andre Manosalvas (guitarra) y Christian Cantuña (batería)”, cuenta.


Acaba de regresar de Montevideo, donde estuvo tocando con músicos uruguayos: “Este año también toqué en Uruguay junto a los guitarristas Matías y Camilo Leyera, fundadores del Sindicato Único del Blues, a quienes conocí en Ecuador el año pasado. La pasamos tan bien que ya tenemos material grabado y proyectamos giras para los próximos meses, en Argentina y Uruguay”.


El afán viajero no descansa, y tampoco descansa él: “Hacia fin de año, voy a volver a Chile y por primera vez visitaré Costa Rica en el marco del 8vo Costa Rica Blues Fest”, adelanta.

Tocando con Damon Van Buren. Foto: Carolina Portilla.


La propia voz


Inquieto como es, sumado a las giras, tocar con Chamarras Negras -banda tributo a Kiss-, dar clases, llevar adelante el set AcustiClásicos junto a Emma Barreira, también está componiendo nuevo material.


“Estoy grabando mi nuevo álbum solista. Es un proyecto que encaré de manera muy distinta a los anteriores y sin ninguna presión en los plazos. Durante la pre-producción de los demos conté con la generosidad de Javier Otamendi (guitarrista) a quien conozco desde hace siglos y fue un placer volver a compartir música”, explica Seba.


“Las canciones pasan por varios estilos en los que me gusta expresarme y en cada tema cuento con distintos músicos que accedieron a elevar las composiciones con sus talentos. Estoy eternamente agradecido a cada uno de ellos: Javier Otamendi (guitarra acústica y preproducción), Luis Robinson (armónicas), Pedro Casís (trompeta y flugelhorn), Víctor Malvicino (saxo tenor y barítono), Diego Canastrelli (batería), Federico Ferrato, Alejandro Río, Esteban “Kerry” Rojas y Francisco Martínez (guitarras), Yin Mander (piano), Sergio “Tatú” Zerdá (percusión), Pato Funes y Fabiana Paulón (coros)”.


“Las composiciones son ideas que tengo desde hace algún tiempo y otras que surgieron durante el proceso. Soy muy crítico a la hora de seleccionar lo que realmente merece ser presentado. La gente no merece lo primero que se me ocurre sólo porque se convierte en una canción. Sería demasiado arrogante de mi parte creer que cualquier cosa que hago merece ser mostrada. Mi música habla de muchas cosas distintas, pero también siempre habla de quien soy”, resume.

Foto: Carolina Portilla.


20 años chamarreando


Con Chamarras Negras cumplieron 20 años y siguen rockeando.


“Ante todo, el Pato Funes, Adrián Puig y el Chino Lenarduzzi son mis hermanos, por lo que compartir la experiencia de tocar la música que nos hizo conocernos es un placer y un privilegio” explica, haciendo un balance.


“Nunca nos propusimos durar tantos años. Creo que se debe al cariño y al respeto que nos tenemos y también a que hay personas tan locas como nosotros que disfrutan de lo que hacemos y vienen a vernos para compartir una noche de rock. Hay parejas que se conocieron en nuestros shows y hoy traen a sus hijas/os. Para nosotros en un honor ser parte de una experiencia a ese nivel”.


Este jueves 23 de mayo se presentan en Tribus, en una fecha imperdible.

Con Luis Robinson, armonicista de Pappo’s Blues.


Blusero en casa


“¡¡¡Música, música, música… siempre, sí!!! Tengo más vinilos y cd’s de los que pueda escuchar en lo que me resta de vida. Nací rockero, pero siempre tuve los oídos abiertos a todos los estilos. Lo que me gusta, lo conservo y lo que no, supongo que no es para mí. Borges decía ‘si un libro no te gusta, déjalo, porque tal vez no fue escrito para ti’. La música debe hacerte feliz y cada uno puede serlo escuchando lo que le gusta y no lo que se supone que deba escuchar. Lo mismo opino en todos los niveles inherentes al ser humano”.


Ante la pregunta sobre si canta en la ducha, no duda en responder: “Claro que sí. Es divertido ser rockstars en la ducha, lo cual no resulta tan peligroso como cuando me metí en contramano por boulevard Gálvez o tan oneroso como cuando me hicieron la foto-multa por ir junto a mi esposa e hijos cantando ‘Hot Legs’, a más de 60 km/h por Av. Alem. La música me colma los sentidos y me abstrae completamente. Da la impresión de que estoy en el ‘aquí’ pero definitivamente no en el ‘ahora’”, relata, divertido.
Respecto de ser experto en otra área además de la musical, confiesa no serlo en nada.


“De no ser por la música sería alguien dedicado a hacer algo para lo que no nació. No elegí ser músico, más bien fue un regalo que recibí naturalmente. Ser padre sí fue una elección, pero eso no me convierte en buen padre. Si soy o no buen padre es algo que sólo mis hijos sabrán responder al final del día”.


“Sencillamente no puede faltarme música para relacionarme con los demás”, sigue. “La música es un idioma. En cierta ocasión un hombre me dijo que mi canción ‘Blues del Río’ le recordaba a su difunta esposa. La canción, en efecto, habla de alguien desolado por la pérdida de su ser amado pero lo maravilloso es que ese hombre era australiano y no entendía español. Fue muy fuerte contarle de que se trataba la letra. Otra experiencia muy movilizadora fue tocar en México para niños con capacidades especiales. Verlos bailar con sus madres y padres me llenó de emoción, especialmente cuando un niño hipoacúsico apoyó sus manitos en la madera del escenario y me miró sonriendo al sentir la vibración del bajo. Es evidente que la música es el lenguaje universal que trasciende todo tipo de barreras”, explica con sencillez.


Dentro de sus preferidos para escuchar en la rutina diaria menciona en general el rock clásico (60’s y 70’s en su mayoría), blues, funk, soul y los discos de tango que heredó de su papá.

Autodefinido
Sebastián Casís. Músico autodidacta. Humano abocado a la misión de atreverse a ser libre para generar y compartir chispazos de felicidad.

Redes

Instagram: @sebastian.casis
Facebook: @SebastianCasisBajista
YouTube: SeBass SC
Twitter: @CasisSebastian

Previo Galletas de chocolate con nueces
Siguiente El marrón, tendencia de este invierno 2019