Su belleza natural, sus paisajes y el encanto de su patrimonio histórico hacen de esta isla italiana una verdadera joya.

 

Textos. Vacaciones Felices

Taormina

 

Sicilia reúne todas las condiciones para pasar unas vacaciones completas. Sus temperaturas cálidas, sus aguas limpias y turquesas, su gastronomía variada repleta de guiños a las recetas y productos de todas las culturas del Mediterráneo, su gente agradable y sus fabulosos restos arqueológicos (fruto de la impronta de griegos, romanos, bizantinos, árabes, normandos, aragoneses y españoles); suman un compendio de requisitos que hacen de la isla un paraíso digno de dedicar en vacaciones.

 

 

Este destino turístico no sólo es conocido por sus bellezas sino por ser la isla más grande de Italia. Separada del continente europeo por el estrecho de Messina y bañada por el Mar Jónico, el mar Tirreno y el Mediterráneo; es una de las joyas del sur italiano.

 

 

La naturaleza parece haber destinado a esta tierra todas sus maravillas: montañas, colinas y un mar que con sus increíbles colores, la transparencia de su agua y la belleza de sus fondos marinos no tiene nada que envidiar al resto.

Pantelleria

 

Las islas de los alrededores de Sicilia son muchas y fascinantes, pero una mención aparte la merecen las Islas Lípari, introducidas en el año 2000 como parte de la Lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

 

 

Sicilia ofrece escenarios únicos que sólo la naturaleza es capaz de brindar. Las islas que rodean este lugar son muchas y diversas, como: Lípari, Egadas, Pelagias, Pantelleria y Ustica. La primera, merece una mención aparte dado que desde el año 2000 forma parte de la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. El archipiélago de las Lípari está formado por 7 islas y por una serie de islotes y rocas de diversos tamaños, que conforman un paisaje exótico.

 

 

Asimismo, la historia de este escenario está indisolublemente ligada a los volcanes también. Los cuales, son artífices de otras obras impactantes de la naturaleza; donde es posible sumergirse en el profundo mar azul, realizar excursiones en las grutas dispersas a lo largo de la costa o relajarse en las pequeñas playas bañadas por las aguas cristalinas.

 

 

El Etna es el volcán activo más grande de Europa, situado al este de Sicilia, y sus espectaculares erupciones han creado a lo largo de los siglos paisajes únicos en el mundo.

 

 

Los interesados en el paisaje pueden elegir entre innumerables maravillas que se pueden admirar desde este gigante de la naturaleza. El Valle de Bove con sus altos muros, la Gruta del Gelo con el único ejemplar de glaciar perenne existente en esas latitudes, las Gargantas de Alcántara con su densa red de canales de rocas atravesadas por aguas frías del río, las áreas protegidas del Etna, Madonia o Nebrodi: forman algunos de los puntos turísticos más atractivos para recorrer.

 

 

Deporte y relax

 

El mar es el soberano indiscutible de esta tierra antigua y hermosa. El cual, se puede vivir de mil formas diferentes: descansando en una de las muchas playas que ofrece el paisaje costero, explorando sus hermosos fondos marinos o siendo arrastrado por las olas y el viento con el windsurf o kitesurf. Aquí el poder del agua combinado con el viento, ofrece la oportunidad de experimentar la emoción de correr o incluso volar sobre las cristalinas olas que acarician las costas.

 

 

Para los amantes del senderismo, una caminata guiada a lo largo de las rutas de los parques naturales de Sicilia es definitivamente una experiencia inolvidable. Y para aquellos que no quieran ir a pie, se puede optar por explorar lugares maravillosos a caballo o en bicicleta a lo largo de la montaña.

 

 

Para los amantes de los tratamientos termales, Italia es considerado uno de los puntos de mayor concurrencia gracias a sus formas de medicina natural existentes desde los tiempos de la Antigua Roma.

Agrigento Valle dei Templi

 

La isla de Sicilia ofrece una amplia posibilidad de elecciones para los que buscan recuperarse del estrés de la vida cotidiana con tratamientos terapéuticos o de belleza. Entre los más conocidos está Sciacca, con las famosas Stufe de San Calogero, grutas con una gran cantidad de vapor que alcanza una temperatura de 40°C; o las termas de Acireale, donde las aguas subterráneas del mar se mezclan con las sulfurosas del Etna.

 

Para los amantes de la comida, las especialidades propia de la cultura italiana y la pasión por la cocina, generan sabores únicos y auténticos que sólo allí se pueden encontrar.

 

 

Para los amantes del turismo cultural, Sicilia es una fuente inagotable de conocimiento, historia, arte y cultura. Grandes escritores encontraron en la atmósfera y en el ambiente de esta tierra la inspiración para escribir grandes obras como fueron: Salvatore Quasimodo, Giovanni Verga, Luigi Pirandello, Leonardo Sciascia o Tomasi di Lampedusa. Sicilia ofrece la posibilidad de sumergir en los lugares donde estos personajes ilustres vivieron con el fin de comprender las condiciones sociales, políticas e históricas que delinearon las bases de sus novelas.

 

 

Los que desean disfrutar del pasado también pueden optar por visitar los templos griegos de Selinunte y Siracusa y los de Agrigento e Imera, el teatro griego-romano de Taormina y las catedrales de época normanda.