Creatividad, talento y humor puestos a disposición de la música.

Textos: Enrique Madeo.

 

Aquella aparición promediando la década del 80 de Kevin Johansen junto a Julián Benjamín como líderes de Instrucción Cívica había quedado perdida en el olvido. Y es que aquel grupo con sus dos discos grabados, “Obediencia debida” e “Instrucción cívica”, si bien cierto era que dentro de sus objetivos principales no estaba el de alcanzar la popularidad, fue cierto también que el grupo no pudo sobreponerse a la vorágine de apariciones en masa de las más variadas propuestas musicales, quedando ubicado como una opción entre tantas otras, y así, Instrucción cívica junto a sus integrantes, sin continuidad, sin liderazgo popular, sin padrinos que lo proyecten a una difusión masiva, se fueron transformando en una propuesta opcional más, siendo el transcurrir del tiempo el encargado de borrar sus incipientes huellas.

 

Después de una prolongada ausencia por estos lados, algo más de trece años, a comienzos del 2000 reapareció entre nosotros Kevin Johansen, esta vez como solista junto a The nada, un grupo de músicos que entendiendo su propuesta lo acompañaron, grabando primero “The nada” y dos años después, “Sur o no sur”.

 

Pero resulta oportuno preguntarse cuál era esa propuesta, esa que músicos de diferentes orígenes tomaron como propia, y parte de la respuesta la encontramos en que supieron incorporarse a la amplitud rítmica, a la diversidad idiomática y en especial, al humor, como eje temático sostenido a lo largo de todo su mensaje.

 

Para ello, basta recordar expresiones del mismo Johansen… “Feeling, ironía y profundidad bien mezcladas son las tres características que debe contener una buena canción”.

 

Resulta difícil encontrar bases orientadoras para escuchar “Sur o no sur”. Quizás lo apropiado sea dejarse llevar por la dinámica impensada que la energía impuesta por Johansen y sus acompañantes le imponen; entre otros, vale la mención para Pablo Mainetti en bandoneón, el zurdo Roísner en batería, Katia Larchenko en violín, Lucas “Oveja” Espina en percusión y Luciana Godoy en voz.

 

El disco tiene el encanto de la sorpresa permanente, donde eclecticismo, bilingüismo y sutilezas abundan confirmando a Kevin Johansen como un músico ingenioso en la composición y en el mestizaje estilístico.

 

Desde lo rítmico, cumbias tangueras, habaneras en inglés, reggae porteño, baladas, funk, todos hilvanados desde un sutil perfil tanguero. Desde sus letras, ingeniosas contradicciones capaces de fusionar imágenes que van desde lo más cotidiano a lo más complejo: en “Sur o no sur” el tema que da nombre al CD y además genera su apertura: “Me voy porque aquí no me alcanza, me vuelvo porque no hay esperanza. Me voy porque aquí se aprovechan, me vuelvo porque allá me echan”.

 

La milonga “Daisy” es su corte de difusión y el videoclip fue filmado en el barrio porteño de La Boca y protagonizado por la actriz transexual Mariana Aria. “No sé ni cómo ni sé de dónde. Ciertos poderes ella se esconde. No me preguntes ni ni te asombres. Se llama Daisy, la come hombres…”.

 

“Down with my baby”, que él subtitula como Barry White meets Nirvana, en la que fusiona el soul con las guitarras ásperas de Kurt Cobain, fue tomado como tema central de la telenovela Resistiré.

 

“Me fui pal monte”: “Desde chiquito quería ser doctor Pero después me enfermé y me hice músico / Y tuve amores, que fue uno solo / El que me dejó de a pie y me enseñó todo … Entonces … Agarré me fui pal monte / Para ver el horizonte”.

 

Al escuchar “Sur o no sur” e insistiendo en lo ya expresado, las sorpresas invaden al oyente. Desde la apertura con el tema que le da nombre al CD hasta su cierre con “He andao”, se destacan puntos altos como “La procesión”, con notables participaciones percusivas, paréntesis instrumentales “Chill out James”, el reprisse de “Sur o no sur” algo menos de un minuto con dos trompetas, bombardino, trombón y tuba, y “Candombito”; superación de barreras idiomáticas en “Star estrella”, “Timing” y “La chanson de Prevert”, todo ello con un intenso perfil tanguero que nunca decae … “Puerto madero”, bandoneón, humor e idioma, “Daisy” con un arriesgado mensaje urbanístico y “La tangómana”, donde bandoneón y violín lucen a pleno.

Sur o no sur (2002).

Grabado en Buenos Aires en el estudio Años luz.

 

1. Sur o no sur

2. Star estrella

3. Puerto Madero

4. La procesión

5. Daisy

6. Timing

7. Down with my baby

8. Chill out james

9. Cumbiera intelectual

10. No seas insegura

11. Sur o no sur (Reprise)

12. Acción!

13. La chanson de Prevert

14. Hindue blues

15. Go on

16. Hacele caso

17. La tangómana

18. Me fui pal monte

19. Candombito

20. He andao