Dificultad/ Baja
Porciones/ 10

 

Ingredientes/
Para la masa:

  • 2 1/2 tazas de harina
  • 2 cdta. de vinagre blanco
  • Agua
  • 1 taza de manteca cortada en cubos
  • 3 cda. de azúcar
  • 3 cda. de aceite
  • 1 cdta. de sal
  • 10 manzanas

 

Para el relleno:

  • 3/4 taza de azúcar
  • 1/2 taza de azúcar mascabo
  • 2 cda. de canela
  • 1/2 cdta. de nuez moscada
  • 1/4 de taza de crema de leche

Para terminar:

  • Azúcar impalpable
  • Helado de vainilla
  • Menta fresca

 

Preparación/

 

Precalentar el horno a 180° C. Para la masa, en un bol mezclar la harina con el vinagre, el agua, la manteca, el azúcar, el aceite y la sal. Frotar con las manos hasta integrar todos los ingredientes y obtener una masa arenosa. Refrigerar por 30 minutos.

 

Colocar la masa sobre una mesa limpia y enharinada, con ayuda de un palo de amasar extender y colocar sobre un recipiente para tarta, asegurarse de que la masa este bien adherida al molde. Con un tenedor, pinchar la masa y refrigerar mientras se prepara el relleno.

 

Pelar las manzanas, quitarles el corazón y cortar 4 rodajas medianamente gruesas. Cortar las otras 6 en medias lunas muy delgadas para la decoración.

 

Colocar las manzanas en un bol; mezclar con el azúcar común y el azúcar mascabo, la canela y la nuez moscada. Marinar durante 30 minutos.

 

Escurrir las manzanas y reservar el líquido. Colocar las rodajas de manzana en la base, encima forma una rosa con las medias lunas. Hornear la tarta durante 50 minutos o hasta que la masa este bien cocida, retirar del horno y dejar reposar.

 

Por otra parte, calentar una ollita a fuego medio con el líquido reservado de la marinada y cocinar hasta hacer un caramelo. Añadir la crema de leche y cocinar 5 minutos más.

 

Bañar la tarta con el caramelo, decorar con azúcar impalpable y menta. Servir con helado de vainilla.