En el verano la gente presta especial importancia al cuidado de la piel. No obstante, se olvidan de percatarse que el pelo también sufre grandes daños a causa de las altas temperaturas.

Muchas mujeres no entienden porque en verano el cabello se pone más quebradizo y reseco. Es simple, al igual que la piel, el pelo también se ve afectado por diversos factores hostiles.

Los rayos solares, sumado a los efectos del agua de mar, el cloro de las piscinas, la arena o el viento, resecan y debilitan el pelo a la vez que maltratan el color, el volumen y el brillo. Su aspecto se vuelve áspero y apagado, agravándose aún más en el caso de los cabellos permanentados, coloreados o con mechas, que son especialmente sensibles a estas agresiones.

Por esta razón, resulta imprescindible tomar recaudos especiales para protegerlo de manera efectiva.

1- Lavar el cabello con agua corriente de las duchas disponibles en playas y piscinas. Esto ayudará a eliminar el exceso de sal y cloro del pelo impidiendo que la misma se seque tras todo un día expuesta al sol.

2- La humedad es otro gran problema para el cabello. El pelo inflado hace que las personas abusen del secador y la planchita. De por sí, el cabello se encuentra sensible a los cambios y a las altas temperaturas y todo junto podría hacer que pierda vida rápidamente. Por esta razón, es importante acudir a un peluquero para realizar un tratamiento de keratina que reduzca el friz y el volumen, sin necesidad de agredir el pelo.

3- Otro gran consejo es realizar un corte de puntas justo antes de que comience el verano para eliminar la zona más seca y maltratada con el objetivo de prepararlo y darle fuerza para enfrentar lo que se viene.

4-Es recomendable para la playa o la pileta llevar el pelo recogido, con un colita de caballo o trenzas. Esto no sólo evitará que el cabello se enrede sino que ayudará a mantener el cuidado que le hayamos brindado antes de salir. Para atar el pelo siempre es conveniente elegir broches de plástico o colitas de tela dado que ayudan a tomar el pelo sin quebrarlo.

5-Otro paso para lucir un cabello sano durante la estación más calurosa del año es mantenerlo hidratado. Para esto, es necesario comprar productos especiales que logren ese fin. Sustituye el acondicionador por mascarillas con mayor efecto suavizante y una hidratación más intensa.

Asimismo, cuando vayas a la playa, el río o la piscina es muy importante aplicar una máscara hidratante con protección solar que te ayude a mantener a raya todos los agentes externos que pueden afectar la apariencia de tu pelo.