Unas vacaciones en Australia lo reconfortarán porque significarán una saludable aventura que merece ser descubierta. Desde una expedición por el mítico Outback o una salida de buceo por la maravillosa Gran Barrera de Coral, aquí todo es maravilloso.

 

Textos. Vacaciones Felices.

SYDNEY

Sydney, ciudad bendecida por una de las bahías más maravillosas del mundo, une bellezas artificiales y naturales. Es una combinación de playas para practicar surf y un magnífico puerto natural, a esto se le suma la Casa de la Ópera de Sydney, que es simplemente irresistible. Además de las maravillas hechas por el hombre, esta ciudad cuenta con innumerables atractivos naturales, como hermosos jardines públicos, islas en la bahía y costas vírgenes. Un excelente sistema de transporte y excursiones personalizadas hacen que sea un placer conocerla.

 

– Visite los animales del Zoológico de Taronga en su increíble parte costera. El zoológico alberga 2.900 especies autóctonas y exóticas incluidos gorilas, tigres, leopardos, chimpancés, jirafas, canguros y koalas.

 

– Camine por Circular Quay y vea por qué la Casa de la Opera de Sydney continúa deslumbrando. Con un variado y completo programa, la Casa de la Opera es uno de los más importantes lugares para espectáculos musicales y artísticos. Para conocer el funcionamiento interno de este símbolo, tome una excursión tras bambalinas.

 

– Conozca el Puerto. Apodado “la percha”, el Puente del Puerto de Sydney es una gran obra de ingeniería que se inauguró en 1932. Los visitantes pueden caminar o andar en bicicleta por esta amplia estructura que cruza el Puerto de Sydney.

 

– Disfrute de Bondi Beach. La playa de Bondi Beach es una de las playas más famosas y reconocidas de Australia en todo el mundo. Probablemente sea la playa de Australia que más apareció en postales, programas de televisión y películas. Cada año, decenas de miles de personas, desde viajeros mochileros a millonarios, caminan, hacen footing o simplemente disfrutan del sol en las arenas doradas de esta amplia playa de ciudad de un kilómetro de largo. Al estar a solo 10 kilómetros del centro de la ciudad, la playa de Bondi Beach es una de las más concurridas. Durante todo el año, en este lugar se realiza una gran variedad de eventos, desde representaciones artísticas de la comunidad y de la ciudad, hasta maratones de surf y carreras. Hay varias playas cerca de Bondi que son igualmente hermosas, incluidas Tamarama, Bronte y Coogee. Para apreciar esta increíble extensión de costa, únase a la Caminata de Bondi a Coogee que enlaza todas estas playas y donde podrá admirar las mejores vistas al mar de Sydney. Además, la ruta está llena de cafés, monumentos interesantes y obviamente, lugares fantásticos para nadar.

 

– Explore los Jardines Botánicos Reales de Sydney. Los hermosos Jardines Botánicos Reales son vastos y son un lugar de investigación científica que administra muchos programas educativos. Hay senderos para caminatas y paseos escénicos en tren para los niños.

MELBOURNE

 

La elegante capital de Victoria, es una de las ciudades más diversas del mundo. Situada sobre el lecho del Río Yarra, Melbourne goza de una estimulante mezcla de lo antiguo y lo moderno.

 

– Descubra calles y tejados secretos. El centro cultural de Federation Square, sus bares, boutiques y restaurantes, y el icónico estadio MCG son lugares dignos de conocer. Experimente St Kilda, los Jardines Botánicos Reales, la bohemia Brunswick Street y el Spring Racing Carnival. Disfrute el Gran Premio de Australia. Haga excursiones a la Península de Mornington o a Phillip Island para ver pingüinos azules.

 

– Corra, ande en bicicleta, camine o simplemente relájese en las impresionantes áreas verdes. Trote por el camino asfaltado que rodea los Jardines Botánicos Reales y el parque Kings Domain junto a las orillas del río Yarra y vea la Casa de Gobierno en el camino. En el Parque Real encontrará el Zoológico de Melbourne. Disfrute de un picnic en los Jardines de Fitzroy en el distrito comercial central después de visitar la cabaña del capitán Cook.

 

– Comience su aventura en Melbourne por su animado centro. Suba y baje gratis del autobús o del tranvía que recorren la ciudad. Piérdase en el ajetreo del mercado de Queen Victoria. Visite el enorme casino de Southbank y los restaurantes, los bistrós y los bares que están a orillas del río. Luego visite las galerías y los museos exclusivos del centro cultural de Federation Square. Descubra las tiendas de la histórica Oficina General de Correos de Melbourne, de las callejuelas del QV, y de otros callejones y galerías comerciales de hierro forjado. Navegue en kayak o en barco río Yarra abajo, pasee por los Jardines Botánicos Reales o atraviese la senda circular que los habitantes de la zona denominan The Tan. Visite el Melbourne Cricket Ground, la superestrella de los terrenos de juego australianos, y asista a un partido de críquet o de la AFL. Al caer la noche, dese un festín de comida china en Litlle Bourke Street o pruebe las especialidades italianas en una trattoria. Haga una parada para escuchar jazz en vivo o tomar una copa en algún escondido bar, o bien busque donde deleitarse con un café y un pastel de madrugada.

 

– Alquile un automóvil y diríjase a la península de Mornington. Aquí los viñedos y olivares se funden con las vistas al mar. Deténgase en el histórico pueblo costero de Sorrento.

CAIRNS

 

Visite Cairns para ver la gran barrera de coral, pero no se pierda las grandes cosas que hacer en esta ciudad en el extremo norte de Queensland.

 

Magníficas playas, espectaculares tierras interiores, productos locales y orgánicos, cafés y bares geniales, bulliciosos mercados y gente tranquila y amable hacen de Cairns un destino favorito. Relájese en la piscina del complejo o pase sus días explorando.

 

– Visite el Cairns Visitor Centre. Este es el lugar ideal para comenzar a explorar el arrecife más grande del mundo, la Gran Barrera de Coral. Inscríbase para una clase de buceo o encuentre la excursión de buceo correcta para usted. Viaje en crucero y haga snorkel con las tortugas de mar, o realice un vuelo panorámico en helicóptero y sea testigo de la magnitud del arrecife.

 

– Vea ornitorrincos en su hábitat. No se pierda la excursión de un día desde Cairns para ver ornitorrincos en su entorno natural.

 

– Encuentre las temperaturas más frescas y un ambiente completamente diferente. En las impresionantes sierras de Cairns, la meseta Atherton, a mil metros sobre el nivel del mar, encontrará pintorescas localidades y café, miel, frutas, productos lácteos artesanales y nueces de macadamia. No se pierda Platypus Park y la higuera de 800 años de edad. Recorra en automóvil los 16 kilómetros del circuito de las cataratas, donde verá las Milla Milla, Zillie y Ellinjaa.

 

– Camine por el bosque lluvioso Daintree, Patrimonio de la Humanidad. Visite el bosque lluvioso de tierra baja más antiguo en la tierra (con 135 millones de años de antigüedad) para ver especies de animales poco frecuentes como canguros que viven en los árboles, dragones de bosque lluvioso, coloridas mariposas y aves prehistóricas. Dos horas al norte en automóvil, puede hacer el trayecto como el viaje de un día o quedarse en un albergue ecológico. Tome un crucero por el río y no se pierda la Daintree Ice Cream Company.

 

– Viaje a través del bosque lluvioso en el tren de Kuranda y Skyrail. Conduzca noventa minutos para abordar el histórico ferrocarril panorámico de Kuranda, para disfrutar de un espectacular y emocionante viaje de dos horas por las escarpadas montañas del Parque Nacional Barron Gorge, donde verá hermosas y abundantes cascadas, y atravesará más de cuarenta puentes sobre pronunciados acantilados y quince túneles. En Kuranda, suba al Skyrail para tener una asombrosa vista del exuberante bosque lluvioso y pasar tiempo en el bonito pueblo de Kuranda.

 

– Experimente la cultura aborigen. Busque el Parque Cultural Aborigen Tjapukai, construido sobre tierras tradicionales en un hermoso entorno de bosque lluvioso a 15 minutos de Cairns. Siéntase inmerso en la cultura tradicional de los Tjapukai con música, baile e historias auténticos. También puede tomar la experiencia The Bama Way: aprenda a arrojar una lanza, cazar y recolectar alimentos autóctonos de Australia (bush tucker) en los manglares y los bajos en la preciosa playa Kooya.