Torta helada de ricota y cerezas


Dificultad/ Media
Porciones/ 10

Ingredientes/

1 bizcochuelo de chocolate
Almíbar, cantidad necesaria

Relleno/

500 gr. de ricota
200 gr. de azúcar
1 cdta. de ralladura de limón
50 gr. de nueces
200 gr. de cerezas
7 gr. de gelatina sin sabor
35 cc. de agua
250 gr. de crema de leche

Preparación/

Tomar un molde de 24 cm. de diámetro y forrar sus bordes con acetato. Cortar el bizcochuelo en 2 capas y humedecer con almíbar.

Colocar una capa en la base del molde y reservar la otra.

Aparte, en un bol, comenzar a batir la ricota, agregar el azúcar y la ralladura de limón. Dejar de batir, incorporar las nueces picadas y las cerezas en mitades e integrar con movimientos envolventes junto con la crema de leche (previamente batida a punto medio).

Agregar la gelatina sin sabor para solidificar. Hidratarla en agua fría, derretir a baño María e incorporar. Integrar nuevamente con movimientos envolventes.

Volcar el relleno sobre la base, emparejar y colocar la otra capa de bizcochuelo.

Llevar al freezer por dos horas y dejar en la heladera. Desmoldar. Decorar a gusto con crema y cerezas.

Previo Mitos en una familia moderna y disruptiva
Siguiente Nochebuena: Tips para recibir en casa