Uno de los principales problemas que tenemos las mujeres con el pelo es la falta de brillo y luminosidad, lo que nos hace lucir una tonalidad muy homogénea sin importar si se trata de cabello es teñido o natural.

 

Pero esta primavera este problema se acabó, ya que la tendencia es darle al pelo ese efecto de teñido natural por el sol, donde se ve completamente luminoso desde cualquier ángulo.

 

Aquí te dejamos los tres tipos de coloración que deberías lograr esta temporada dependiendo si sos rubia, morena, o pelirroja.

– Cabello Rubio: Babylight. Consiste en mechas muy finas que parten desde la raíz con tonalidades más claras a tu color base.

– Cabello Moreno: Bronde. Es la mezcla perfecta entre rubio y castaño donde se logra un color dorado y luminoso que se adapta a todo tipo de pieles. Lo importante aquí es decolorar sólo algunas hebras dándole así un efecto más natural al pelo, como si se hubiese teñido por el sol.

– Cabello Pelirrojo: Strawberry Hues. Este tipo de coloración consiste en ampliar la tonalidad del cabello pelirrojo, tiñendo delgadas hebras con diferentes tonos fresa, variando su intensidad, dándole al pelo más profundidad y dimensión.

 

Fuente: Alicia Ureta.