Sastrería y deporte se unen en comunión para configurar un athleisure elevado y rematadamente moderno.

Soledad Vittori

Como se vio hasta el cansancio, las prendas deportivas vienen tomando protagonismo desde hace un par de años. En esta oportunidad, el short más viral del verano, no es exactamente un short. La nueva estrella de la estación es una prenda sporty y funciona en un plano alejado del deportivo.

Muchas prescriptoras de estilo y usuarias de Instagram han comenzado a experimentar todas las declinaciones posibles de esta prenda viral. Las mallas de ciclista no exigen más complementos de gimnasia, sino que disfrutan explorando nuevos compañeros de look. Se pueden combinar de infinitas maneras, pero la forma más coqueta juega con el clasicismo inherente a la sastrería. Combinar las calzas de moda con un blazer de estilo sube el tono de formalidad y, por tanto, equilibra lo casual de las mallas. Y aunque, como es lógico, aquí el gusto personal juega un papel fundamental a la hora de decidir que añadir a la ecuación, una prenda opuesta a los pantalones hace que el conjunto sea más templado.

El primero en lanzar esta propuesta fue Virgil Abloh en la colección de primavera-verano 2018 de Off-White. Cuyo desfile cerró con Naomi Campbell y un look a base de leggins de ciclista y americana blanca. La inspiración del diseñador para esa colección fue la figura que entorna con nostalgia Lady Di.

Décadas atrás, Diana utilizaba ese look hasta la saciedad: mallas negras, blancas o de color, calcetines altos, zapatillas ugly y una sudadera XXL que llevaba en diferentes colores. Era el atuendo con el que los paparazzi solían capturarla al salir de su rutina de ejercicios del Chelsea Harbour Club, al oeste de Londres.

Hoy, esta tendencia adquiere otras adaptaciones. El espectro de prendas aptas para salir de fiesta se encuentra en continua ampliación. Ya no sólo se admiten vestidos o monos. Faldas, pantalones, trajes e incluso vaqueros son no sólo válidos, sino también muy apetecibles. A pesar de esto, todavía se creía que existía un cierto límite sobre qué piezas se podrían sacar a bailar y cuáles no, pero después del auge del pantalón de chándal con tacones, llegó la hora de las mallas de ciclista. Una estrella deportiva que se instala con fuerza para sorprender en los looks de noche.

Como mencionamos al comienzo de la nota, añadir un blazer al atuendo minimiza el margen de error a la hora de lucir las mallas. Ahora bien, existe otro aspecto fundamental a tener en cuenta que es lo que se lleva debajo del saco. Celebrities como Vanessa Hudgens optan por crear más tensión entre parte superior e inferior a través de corpiños deportivos mientras que otras influencers eligen blusas o remeras holgadas para llevar este atuendo.

¿Qué hacer con los zapatos? Puede que este sea el plano más libre de todo el look, ya que tanto las sandalias de tacón como las zapatillas se antojan como buenas opciones. Todo depende del estilismo que se quiera elegir.