Si estás pensando en un cambio de look, informarte sobre la forma de tu rostro es una herramienta única que te mostrará las opciones más convenientes para potenciar tu imagen y rasgos faciales.

Por: Macarena Grassino. Asesoramiento de Imagen y Pro Makeup.

 

El visagismo nace como método de comunicación y análisis estético para realzar la belleza de cada persona. Es el conjunto de técnicas que ayudan a realizar un estudio detallado de las formas, volúmenes y líneas del rostro para adaptar sus posibilidades de maquillaje y estilismo.

Fue el artista y estilista francés Claude Juillard quién se dio cuenta de que la formación de peluquería tenía una gran falla: no se explicaban bien los efectos de un corte en el rostro, se hacía lo que el cliente pedía sin informarle o cuestionarle, ni ofrecerle opciones más adecuadas a su rostro. Esto explicaba, según él, por qué gran cantidad de clientes salían descontentos de la peluquería, ya que no a todos les sentaba igual el mismo corte o peinado de moda.

En base a eso crea el visagismo, método que se propone estudiar la forma del rostro para darle valor a la belleza de una persona con la ayuda de técnicas del estilismo, maquillaje y accesorios. Una herramienta muy utilizada en los salones más famosos y vanguardistas de peluquería y estética en
general.

Hoy, quiero contarte las opciones que nos presenta este método en cuanto al peinado, corte de pelo y accesorios, basándonos en los tipos de rostros.

• Rostro Ovalado:
Un rostro equilibrado sobre todo en sus medidas generales. La frente es un poco más ancha que la mandíbula.
Las mejillas dominan el contorno y la barbilla es más corta que la frente. Este rostro tiene la libertad de elegir cualquier peinado incluso corte de pelo, asique nos basaremos en resaltar o disimular otros rasgos (orejas, nariz, etc.); cualquier tipo de aros sentará bien a este rostro.

• Rostro Cuadrado:

Este rostro tiene la frente ancha, y los pómulos están en línea con la mandíbula. El corte de pelo debe suavizar la mandíbula. Favorece la raya al medio. Recogidos altos sin volumen en laterales. Ideal un corte asimétrico.
Evitar líneas rectas, crear contornos ovalados alrededor, con cepillos redondos por ejemplo. Recomiendo el uso de aros más bien pequeños.


• Rostro Redondo:
Tienen un mentón redondeado y corta longitud de cara. La cara es casi circular, con la frente redondeada, las mejillas llenas, la mandíbula y la barbilla redondas también. Lo ideal es un efecto longitud. Volumen en la parte superior acortando los laterales. Evitar melena a la mandíbula. Para un estilo corto alargar contornos cercanos a las orejas. Utilizar el mismo truco en los peinados recogidos dejando caer mechones para dar sensación de
largo. Aros alargados.


• Rostro Alargado o Rectangular:
En este rostro la frente es larga y estrecha, los pómulos altos, la mandíbula estrecha y la barbilla alargada. Lo óptimo es ensanchar el rostro y reducir el largo del mismo. En estos casos recomendaremos lo opuesto al rostro redondo. Raya al costado. Evitar el pelo muy largo y lacio. Ideal corte en capas o a la mandíbula. Peinados sueltos, ondas o estilo despeinado. Recogidos medios con rostro despejado y volumen a los lados. Ideal flequillo largo con mucho volumen. En cuanto a aros, mejor si son redondeados y pegados al rostro.

• Rostro Diamante:
Un rostro más atípico de ver. En este tipo de rostro las mejillas son más anchas que la frente y la barbilla.
Recomiendo cortes largos en la nuca. Peinados hasta media barbilla. Evitar peinados altos y cabello muy corto.
Aros grandes, extravagantes, más bien cayendo a la barbilla.

• Rostro Triángulo:
Este rostro recibe también el nombre de pera o de trapecio porque está formado por una frente estrecha, una barbilla grande y, sobre todo, las mejillas y los maxilares bien marcados. Lo ideal es un largo de cabello entre el mentón y los hombros. Un corte en capas o rulos para dar volumen en la parte superior. Flequillo diagonal o irregular. Evitar el pelo muy corto o muy largo al igual que cortes asimétricos. En cuanto a aros es mejor que no sean voluminosos.

• Rostro Triángulo Invertido o Corazón:
Está formado por una frente algo ancha, pómulos muy salientes y barbilla algo estrecha. Las mandíbulas están muy rebajadas en volúmenes. Mejor evitar peinados recogidos altos, preferentemente utilizar medios o bajos.
Se puede dar volumen en la parte inferior con rulos por ejemplo. Disimular frente con flequillo no muy cargado más bien despuntado. Evitar pelo muy corto, ideal largo o medio. Escalonado. En cuanto a los aros mejor redondeados, evitar los alargados.

Existen diferentes análisis para descubrir cuál es tu tipo de rostro, ya que no siempre a simple vista es fácil de descubrir, algún asesor de imagen o maquillador profesional puede ayudarte a detectarlo. Te dejo una ayudita para resolverlo: obsérvate unos minutos a un espejo con el rostro sin maquillaje y el cabello recogido por fuera de la cara, si es necesario utiliza una vincha para quitar mechones o flequillo del campo visual. Luego compará tu rostro con la siguiente guía para ver a cuál te asemejas más.

 

Próximamente: info sobre maquillaje acorde a tu tipo de rostro.

Instagram: @mgpromakeup