¿A los 30 deberíamos encontrar nuestro perfume para toda la vida?


Hay una determinada edad en la vida de una mujer y de un hombre en la que apetece encontrar el perfume ideal. Ese que se instala en tu zona de confort y que huele a ti, ese que no cambias por ningún otro por muy camaleónica que sea la persona.

Lo confirmó Tom Ford cuando incluyó “un buen perfume que se convierta en seña de identidad” en su famosa lista de las 15 cosas que debe tener un hombre.

Tampoco queremos ser taxativos y establecer los 30 como la edad en la que sí o sí alguien tiene que convertirse y ser fiel a un perfume, pero la madurez personal de esa edad suele coincidir con ese deseo de encontrar tu perfume.

La treintena puede ser el momento en el que una persona se define, tiene mayor seguridad en sus metas, objetivos y personalidad. “Cuando somos más jóvenes entramos en un periodo de experimentación y aprendizaje, y eso incluye juguetear con la moda y probar diferentes estilos.

A medida que maduramos nuestro gusto se va conformando gracias a las experiencias previas. Y eso incluye las fragancias, por supuesto, ya que son parte de nuestro estilo”, explica Daniel Figuero, Embajador Internacional de Fragancias de Dior.


Puedes jurar amor eterno a una fragancia o puedes coquetar con varias, aunque si te decantas por la segunda opción, es muy probable que, de manera inconsciente, te muevas siempre dentro de los mismos aromas. “Somos fieles a una familia olfativa y eso lo hacemos casi de manera inconsciente. Utilizar exactamente el mismo perfume siempre puede ser como llevar el mismo peinado o el mismo estilo de maquillaje. Hay que tener cuidado de que sea un clásico para poder utilizarlo mucho tiempo”, afirma Figuero.


Por tanto, si decides declarar tu amor a un perfume, mejor decláraselo a un clásico para evitar que se retire del mercado o se reformule y no experimentes un drama de manual. O puedes hacer lo que recomienda Figuero: moverte dentro de la misma familia olfativa ya que esas fragancias tienen notas en común. O, incluso, ir jugando con las actualizaciones que las firmas lanzan al mercado de sus fragancias más icónicas y familiares como Poison de Dior, que tiene varias versiones. Hacerlo así te asegurara conseguir convertir tu aroma en tu seña de identidad.

Cómo conseguir que el perfume dure todo el día

Respecto al truco para aumentar la intensidad de nuestro perfume y conseguir que su aroma permanezca todo el día, Figuero nos aconseja utilizar cremas perfumadas o lociones corporales de la línea de baño del perfume que usemos. “El día que queramos algo ligero, aplicamos solo la crema perfumada. Si queremos algo más de intensidad, únicamente el eau de toilette. Para ir completamente vestida en fragancia, la crema primero y después, unas gotas de perfume”, explica el experto.

Previo Valle de Uco, tierra de vinos
Siguiente Lomo Bourguinon con un toque de vino tinto