A un año de la pandemia, algunos cambios en el consumo llegaron para quedarse


Uno de los tantos impactos del Covid-19 fue en el e-commerce y la logística. Un informe detalla los puntos clave de la «nueva normalidad» que llegaron para quedarse.

Textos. Revista Nosotros. Fotos. Moova.

La pandemia global presentó varias dificultades en todos los aspectos: políticos, sociales, y económicos. Tanto las empresas, como los consumidores se enfrentaron a enormes desafíos, donde se buscaron diversos caminos para poder sobrevivir y continuar con su negocio.

Un informe de Moova, el Airbnb de la logística, analizó algunos puntos clave que se modificaron en este contexto.

EL SAME-DAY/24 HS, EL COMMODITY DE LOS E-COMMERCE

Al menos en las grandes ciudades, comprar y recibir dentro de las 24 horas ya es parte de la nueva normalidad. Esto se debe a un cambio de hábito que se reforzó en la pandemia. Anteriormente muchas de las compras online eran de ítems «no urgentes». Actualmente la mayoría de los consumidores tienden a buscar online cualquier cosa que necesiten, y en muchas ocasiones lo necesitan «para ya».

Los marketplace y las tiendas online finalmente son una alternativa a los comercios del barrio, y para posicionarse en esta batalla deben ofrecer casi la misma inmediatez.

MÁXIMA HIGIENE EN TODOS LOS PROCESOS

El año pasado se vivió un cambio de paradigma en términos de higiene y seguridad, lo que nos hizo replantearnos los cuidados que tenemos en todos los aspectos.

El comercio electrónico debió revisar y reformular procesos en términos de almacenamiento, empaquetado, distribución y entrega de los productos.

Algunos cambios como la higienización de los productos, la entrega sin contacto y el uso de barbijos son aspectos que perdurarán en el tiempo y en algunos casos quedarán para siempre.

LA MASIFICACIÓN DEL E-COMMERCE

Tiempo atrás, era común decir que el e-commerce era cosa de unos pocos. Los más jóvenes, o los más adeptos a la tecnología, eran quienes se animaban a realizar las compras del día a día online. A pesar que en los últimos años esto comenzó a cambiar, el 2020 fue un año de quiebre en el que millones de nuevos usuarios compraron online por primera vez. Hoy en día podemos decir que el público online cubre todos los rangos etarios y las marcas deben realizar una segmentación más sofisticada a la hora de planear sus estrategias.

Previo Tendencias en cortes y coloración de cabello
Siguiente Mesas que ahorran espacio: confort y funcionalidad