Ambientes cálidos y trendy para vivir el invierno en casa


Con algunos sencillos toques deco podés poner a punto y transformar tu hogar en el ambiente ideal para disfrutar de los días más fríos del año puertas adentro.

1/ EL ENCANTO DEL FUEGO

Un hogar, el fuego y algunas mantas conforman una postal de invierno que podemos replicar en casa. Si bien no todos contamos con una chimenea, se pueden buscar alternativas para crear un rincón cálido que sea el marco para una lectura o un café caliente en las tardes más frías.

2/ CÓMODO Y FUNCIONAL

Un buen sillón será el protagonista de la casa durante el invierno. Para mirar series, para recostarse a leer o para compartir momentos en familia… Podemos cambiar su look con una manta abrigada y renovando los almohadones con colores y diseños que transmitan calidez y confort.

3/ LA HABITACIÓN, UN REFUGIO

El cuarto puede convertirse en tu lugar preferido para resguardarte de las bajas temperaturas. ¿Cómo? Sumando ropa de cama bien abrigada y suave, cortinas pesadas capaces de aislar la temperatura y la calefacción adecuada. Las alfombras son grandes aliadas ante el frío, no dejes de aprovecharlas. ¿Algo más? Unos cómodos almohadones con fundas de terciopelo o pana en tus colores preferidos y una manta XL tejida o de corderito.

4/ ESPACIOS EFICIENTES

Más allá de los detalles de interiorismo y decoración, el disfrute de los espacios de tu casa durante los meses de invierno solo será posible si estos están diseñados de forma inteligente y eficiente. Es importante que las aberturas sean aislantes para lograr una temperatura interior confortable y que todos los medios de calefacción elegidos sean seguros, eficientes y sustentables.

5/ LUZ CÁLIDA PARA UN AMBIENTE ACOGEDOR

Si querés dar a tus habitaciones un aire aún más cálido, no dejes de lado la iluminación. En este sentido, en invierno toman protagonismo las velas. La luz tenue que estas propagan generan ambientes relajantes y acogedores, ideales para hacer de tu casa un refugio ante el frío.

LA TONALIDAD JUSTA

Los colores tierras otorgan por si mismos un clima cálido a los ambientes: los tonos tierra, rojizos, anaranjados, amarillos, marrones y grises son los preferidos. Pero también se pueden sumar el verde oscuro, el terracota o el beige. El color mostaza o el rojizo color teja, en la dosis justa, son grandes aliados para dar personalidad a un espacio.

Previo ¡Sancione hombre, sancione!
Siguiente Edición impresa 03-07-2021