Apnea obstructiva del sueño. Seis signos que te van a sorprender


Los principales síntomas de la apnea obstructiva del sueño son ronquidos fuertes, jadeos o atragantamiento durante el sueño. Otros signos menos conocidos de la enfermedad podrían sorprenderte.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

La apnea obstructiva del sueño es una afección del sueño que hace que los músculos de la garganta se relajen repetidamente durante el sueño. Esto bloquea el paso del aire e interrumpe la respiración.

Si no se trata, la apnea obstructiva del sueño aumenta el riesgo de afecciones cardiovasculares como la presión arterial alta, los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares. Los ronquidos fuertes, las pausas en la respiración durante el sueño y el despertarse jadeando o atragantándose son síntomas comunes de la afección. Pero otros signos de apnea obstructiva del sueño podrían sorprenderte.

Signos menos familiares de apnea obstructiva del sueño

  1. Parece que siempre tienes dolor de cabeza por la mañana. Te despiertas la mayoría de las mañanas con dolor de cabeza, que puede durar varias horas después de levantarte. El dolor suele localizarse en la parte delantera de la cabeza y a ambos lados. Podría sentirse como si te apretaran la cabeza.
  2. No puedes concentrarte durante el día. Puede que tengas problemas de concentración porque la apnea obstructiva del sueño dificulta el sueño reparador. Lleva la cuenta de cuán a menudo te resulta difícil concentrarte en el trabajo, en la escuela o en un proyecto. También es posible que te quedes dormido o dormites mientras lees, ves la televisión o conduces.
  3. Experimentas cambios en el estado de ánimo, como sentirte irritable o deprimido. Es posible que te sientas enfadado o molesto con frecuencia, incluso ante pequeños inconvenientes. También puedes sentirte generalmente deprimido o triste y llorar con frecuencia.
  4. Sudas constantemente mientras duermes. Despertarse con sábanas y pijamas sudorosos de forma regular puede ser un signo de apnea obstructiva del sueño.
  5. Rara vez te sientes con ganas de tener sexo. La apnea obstructiva del sueño puede disminuir tu libido.
  6. A menudo te despiertas con dolor de garganta, pero no estás enfermo. Puede que te despiertes con la garganta seca o dolorida debido a repetidos jadeos, atragantamiento y bloqueo del flujo de aire durante el sueño.

La apnea obstructiva del sueño es una afección médica grave. Consulta con el médico si experimentas síntomas con regularidad o si tu pareja se queja habitualmente de tus ronquidos fuertes.

Previo Jóvenes y música: un concurso para descubrir talentos
Siguiente Ahora, Netflix apunta a los videojuegos