El boxeo es cosa de chicas


Esta perfecta terapia antiestrés es ideal para quemar calorías, tonificar abdomen, piernas y brazos.

Textos. Soledad Vittori.

No hace mucho tiempo, era común pensar al boxeo como una actividad exclusivamente masculina. Su impronta agresiva y la intensidad del entrenamiento relegaban el deporte a hombres o ciertas mujeres que poseían características varoniles.

 

Sin embargo, las épocas cambiaron y las mujeres se volvieron más deportistas. La promulgación de la vida sana y la actividad física despertó un interés especial en las mujeres. Las mismas, se volvieron más autoexigentes al punto de igualar la potencia de sus ejercicios al de los hombres. Pero fue Adriana Lima la que generó el punto de quiebre en este deporte que parecía ser “cosa de chicos”.

 

La modelo de Victoria’s Secret puso en práctica esta disciplina para poder desfilar en la pasarela más aclamada del mundo a tan sólo dos meses de haber dado a luz. El resultado fue glorioso y el número de celebridades que se interesó por esta iniciativa fue en ascenso desde su experiencia. Dan fe de ello las múltiples modelos y famosas que comparten en Instagram sus fotos o videos practicando boxeo.

 

En una sesión intensiva de guantes se pueden llegar a perder hasta 1000 calorías por hora. Si bien no es necesario llegar a este extremo, es una muestra de lo efectivo que puede resultar este deporte si se desea perder peso.

 

La ejercitación cardiovascular es la clave en el descenso rápido. Los ejercicios aeróbicos que forman parte de este entrenamiento como: saltar a la soga, correr, realizar estocadas, golpear la bolsa, etc; aumentan la frecuencia cardíaca que produce un gasto calórico inmediato.

 

Sumado a esto, es una actividad que permite que el cuerpo se ponga en forma rápidamente. El boxeo es un entrenamiento global que requiere del trabajo en conjunto de todo el organismo. Las piernas son las que producen el desplazamiento de la masa corporal y las que ayudan a dar el golpe, la zona abdominal, es el base desde donde se origina toda la fuerza y el trabajo para realizar cada movimiento y los brazos son los encargados de mantener la guardia y de efectuar los golpes.

 

Este tipo de ejercicios tonifica todo el cuerpo: abdominales, glúteos, piernas y brazos así como también incrementa el nivel de fuerza, resistencia, el equilibrio y coordinación corporal.

 

El trabajo de cintura es uno de los elementos más importantes dentro de este deporte. Por lo que, aquellas personas que practican esta gimnasia no sólo fortalecen los abdominales, sino que también logran un vientre plano de manera rápida y divertida.

 

Para hacer boxeo en el gimnasio no hay necesidad de subir a un ring a pelear, en la mayoría de las clases se realiza “boxeo recreativo”. El cual, consiste en un 55% de entrenamiento tipo rutina y el 45% restante en técnica y bolsa. Claro que las más audaces pueden optar por subirse al ring de tanto en tanto con los protectores reglamentarios y sentir cómo se vive un round de una pelea real sin perder la feminidad.

 

Otro gran beneficio de este deporte que apasiona a innumerables personas a lo largo y ancho de todo el mundo, es que se considera una terapia contra el estrés. Después de una intensa jornada laboral nada mejor que liberar endorfinas y quemar energías golpeando la bolsa. Lo cual, ayuda no sólo a mantener la mente en blanco sino también a generar una sensación de bienestar emocional.

 

Para resumir, los guantes llegaron para quedarse en el plantel femenino y es hora de darles una oportunidad si todavía no tuviste la ocasión para probarlos.

Previo María Dueñas reivindica la inmigración española en Nueva York
Siguiente Cómo los gatos conquistaron Europa