Carnaval toda la vida


Con centenares de protagonistas en la pasarela, doce imponentes carrozas y la creatividad y talento en un espectáculo mágico de color y alegría; el Carnaval de Gualeguaychú es un show increíble y majestuoso con sello propio. Nosotros enviamos un fotógrafo especialmente para retratar lo mejor de una fiesta única.

Textos: Revista Nosotros. Fotos: Fernando Dolinsky

Una festividad ancestral

El carnaval es, muy posiblemente, la fiesta pagana que más personas celebran y disfrutan en todo el planeta. Son días de baile, disfraces y mucha diversión.


El hecho de disfrazarse, pintarse la cara y festejarlo es un acto que se remonta a la antigüedad: el pueblo sumerio ya realizaba este tipo de festejos hace 5.000 años.

Tal y como lo conocemos hoy en día, el carnaval es una continuidad de los antiguos Saturnales, las festividades romanas que se celebraban en honor al dios Saturno.


Se concibe el carnaval como una celebración profana que irónicamente da bienvenida a las privaciones religiosas. Es una tradición que encuentra su primer origen en la antigua Roma, donde tenía el objetivo de dar bienvenida a la primavera.

Estas costumbres romanas subsistieron y se hicieron famosas en la cultura europea del Renacimiento. Formaban parte de las ceremonias que tenían lugar en algunos bailes de salón, donde se empleaban vestimentas, disfraces o máscaras, y solían confundirse personas de todas las clases sociales.


A raíz de la expansión del cristianismo tomó más auge y la fiesta adquirió el nombre de carnaval, teniendo como motivo principal el hecho de despedirse de comer carne y de llevar una vida licenciosa durante el tiempo de Cuaresma.

Eran tres días de celebración a lo grande, en lo que casi todo estaba permitido, de ahí uno de los motivos de ir disfrazado, taparse el rostro y salvaguardar el anonimato.


Esta despedida a la carne se realizaba los días previos al Miércoles de Ceniza, fecha en la que se daba comienzo a la Cuaresma; un periodo de cuarenta días (hasta el Domingo de Resurrección) que se destinaba a la abstinencia, recogimiento y el ayuno, acompañado de oraciones, penitencia y espiritualidad religiosa.

Existe una estrecha relación entre la fecha en la que cae la Semana Santa y los días en los que se celebrará el carnaval ese mismo año.

Conociendo cuándo es Semana Santa un año podremos saber qué día empieza el carnaval. Entre ambas fechas pasan exactamente cuarenta días, que es el periodo conocido popularmente como Cuaresma.


Los conquistadores fueron los encargados de traer a América estas formas de celebración. Navegantes españoles y portugueses fueron los pioneros de una de las celebraciones que tiene más reconocimiento a nivel mundial: los carnavales de Brasil. Con ellas se fusionaron las culturas afro-brasileñas, generando una especial característica.

Con el tiempo la práctica fue adquiriendo más adeptos e incorporando nuevos elementos como bailes y disfraces. Se fue convirtiendo así en una fiesta popular de alcance nacional, al punto que se creaban organizaciones encargadas de difundir la celebración, las cuales confeccionaban sus disfraces y atuendos, y organizaban los bailes; todo de acuerdo a ciertos temas.


Hay que tener presente que estas festividades no fueron exclusivas de Brasil, sino que se desplegaron en diversos lugares de Latinoamérica. En nuestro país, la muestra más grande es sin dudas, el carnaval de Gualeguaychú, y en la provincia, los carnavales de Vera.

 

Previo Cuando las vacaciones detonan preguntas difíciles
Siguiente Estas tendencias serán protagonistas del 2019