Club de Lectura


Esta semana venimos con una saga prehistórica. No, no es Jurassik Park. Es la historia de Los Hijos de la Tierra, de Jean Auel.
Por Romina Santopietro

Según declara la autora, estaba interesada en escribir una novela ambientada en la prehistoria. Estaba especialmente interesada en una época en el Pleistoceno en el que en Europa convivieron dos especies humanas distintas, los Homo Sapiens y los Homo Neanderthalensis.

Aunque ambos grupos se extienden a lo largo de todo el continente europeo, durante la narración se deja entrever en varias ocasiones que los Cromagnon (Homo Sapiens) están desplazando poco a poco a los Neanderthal, quienes se dirigen lentamente hacia la extinción al no poder competir con el nuevo rival, más avanzado tecnológicamente.


Esta una saga donde podemos vivir la prehistoria muy de cerca, con descripciones muy detalladas y bastante acertadas del paisaje y la fauna del momento, así como las armas y otros instrumentos, e incluso la producción de los mismos.


La historia comienza con “El Clan del Oso Cavernario”. Ayla es una pequeña de cinco años, que de repente ve temblar la tierra sobre sus pies y observa como todos sus conocidos desaparecen entre las grietas de la tierra. Se da cuenta de que ha perdido todo y a todos los que conocía y comienza a vagar sin rumbo, sin saber adónde ir. Después de varios días así, sin comer ni beber, acaba siendo atacada por un león cavernario, pero consigue salvar la vida ocultándose entre unas piedras. El ataque la deja malherida, y hubiera muerto en poco tiempo si no se llega a cruzar en el camino del Clan del Oso Cavernario.


Este clan ha perdido su casa después del terremoto, y anda buscando una nueva cueva donde poder vivir cuando se cruzan con la pequeña niña desfallecida. Pero la niña no es como ellos (hombres de Neandertal) y solo gracias a la insistencia de Iza, la curandera del clan, se hacen cargo de ella y se encargan de curarla, cuidarla y hacer que se recupere de sus heridas y de su desnutrición.


Mientras la protagonista aprende las costumbres del Clan el lector aprende con ella a trabajar nódulos de pedernal, fabricar cestas, los usos medicinales de plantas, etc. En definitiva es una novela muy bien documentada.


Además de disfrutar de la historia de Ayla, todas sus aventuras y desventuras, y de las situaciones a las que se tiene que enfrentar, estos libros describen el comportamiento de los diferentes grupos de seres humanos que existían en la tierra durante la prehistoria.

El enfrentamiento entre el recuerdo genético frente a la racionalización, y los posibles comportamientos de nuestros antepasados muestran todo un mundo perdido y olvidado hace miles de años, recreado admirablemente por Auel.


Éste es el primer volumen de cinco que forman la serie de “Los Hijos de la Tierra”, de la autora norteamericana.


Las novelas son, en orden de publicación:

  • El Clan del Oso Cavernario (1980)
  • El Valle de los Caballos (1982)
  • Los Cazadores de Mamuts (1985)
  • Las Llanuras del Tránsito (1990)
  • Los Refugios de Piedra (2002)
  • La Tierra de las Cuevas Pintadas (2011)


Las historias son correlativas: justo en el momento en el que finaliza una historia empieza la siguiente.


Casi 30 años después de publicarse “El Clan del Oso Cavernario”, Auel da por terminada una saga que apasionó a millones de lectores en todo el planeta.

Previo Robaron tres meteoritos del parque provincial chaqueño Campo del Cielo
Siguiente Infartos, cáncer de mama y Alzheimer son las principales causas de muerte de las argentinas