Club de Lectura


Esta semana venimos con un libro con mucha historia, acción, romance y … ¡ajedrez! “El Ocho”, de Katherine Neville.

Por Romina Santopietro.

“El Ocho” fue una novela pionera, de las primeras de su género. Y muy buena. Mezcla lo esencial de una novela de misterio con elementos históricos, esotéricos y románticos. La acción te lleva del siglo XVIII al XX, los personajes históricos te sacuden y te hacen creer que la trama es real, que todo aquello que devorás página por página está oculto tras los libros de historia.

 

Pasado y presente se entrecruzan magistralmente en esta monumental novela de una autora de verdadero culto en todo el mundo. Desde Carlomagno hasta los años 70, se dice que quien logre reunir todas las piezas de un legendario ajedrez gozará de poderes ilimitados. Las piezas, confiadas a unas monjas, se dispersan en plena Revolución francesa. Ciento ochenta años más tarde, la intrépida Cat recibirá el encargo de volver a reunirlas… Tras las míticas piezas del ajedrez de Montglane se oculta un secreto celosamente preservado durante siglos…

 

El ajedrez de Montglane. Este es el eje de la novela. Catherine Velis, la protagonista, se ve envuelta en la caza de las piezas de este antiquísimo y poderoso conjunto de trebejos, donde la alquimia y los masones andan entremezclados. Hay un poder oculto que todos ansían poseer. ¿Cuál es? ¿Quién tiene fichas? ¿Cuántas? ¿Qué estarían dispuestos a hacer los interesados por conseguirlas? ¿Y qué relación tiene con todo esto Catherine Velis?

 

Preguntas cuyas respuestas te hacen consumir el libro en pocas horas. Un estilo claro y directo que te lleva continuamente hacia adelante. Se mezcla el inicio de la historia en 1760 con la década de 1970. En un juego que te lleva a retroceder en el tiempo, desde la Revolución Francesa hasta mediados de los 70, pero siempre para conocer más datos y más hechos que te lleven a encontrar las piezas en el momento actual. Una novela muy interesante, original y bien escrita.

 

Después de 20 años, la autora, Katherine Neville sacó la segunda parte, “El fuego”. No es tan buena, pero cierra la historia anterior y sigue manteniendo el suspenso.

 

La obra está muy bien ambientada, muy bien narrada y con exquisito nivel de detalle. Es de ese tipo de libros que te enganchan, te meten en su historia y no podés dejar de leerlos.

 

Cuenta con todo: historia, acción, ficción, romance, humor, incluso una buena dosis de matemáticas, ajedrecistas misteriosos y un perro malcriado que se llama Carioca.

 

“El Ocho” está considerada como una gran obra en su género. La intriga se prolonga desde el principio al final. Y otro aspecto muy importante: de las muchas conjeturas que se hacen a lo largo de su lectura en pocas se acierta.

 

Para pasar un rato muy agradable en el sofá, con una buena taza de té y olvidarte del mundo.

 

 

 

 

Previo 165 años del Club del Orden
Siguiente “Mamá, tengo hambre” ¿Qué comen los chicos entre horas?