¿Cómo identificar la psoriasis en el cuero cabelludo?


La psoriasis es una patología autoinmune que puede afectar el cuero cabelludo y causar síntomas incómodos. En este nota, te explicamos cómo identificar los síntomas y las opciones de tratamiento.

La psoriasis es una enfermedad autoinmune que se manifiesta en la piel y puede afectar a todo el cuerpo, incluyendo el cuero cabelludo. Esta patología crónica y no curable se caracteriza por una inflamación que provoca una aceleración del proceso de renovación celular de la piel, lo que resulta en una acumulación de células muertas en la superficie de la piel y la formación de lesiones gruesas y escamosas con un grado variable de inflamación.

La psoriasis afecta a entre el 50% y 80% de los pacientes en el cuero cabelludo, siendo más frecuente en la raza caucásica y en países alejados del Ecuador donde puede afectar hasta en el 11,4% de la población. Se estima que en Argentina más de medio millón de personas viven con psoriasis, según la primera edición del atlas global de la enfermedad que se publicó en 2019.

Los síntomas de la psoriasis en el cuero cabelludo incluyen placas descamativas blanquecinas-nacaradas, bien delimitadas, de grosor variable, con escamas muy adheridas, enrojecimiento y picor variable. En algunos casos, la psoriasis en el cuero cabelludo puede causar un aumento en la caída del pelo en las zonas afectadas, aunque este efecto es reversible y mejora con el tratamiento.

Aunque la psoriasis en el cuero cabelludo no tiene cura, existen tratamientos tópicos que pueden aliviar los síntomas y reducir la frecuencia de los brotes. Estos tratamientos deben ser prescritos por un dermatólogo y pueden incluir corticoides, derivados de vitamina D, alquitrán de hulla, y otros principios activos. La elección del vehículo adecuado para la penetración del principio activo en el cuero cabelludo y la adaptación para el grosor y grado de inflamación que tenga el paciente en ese momento es crucial para el éxito del tratamiento.

Además de los tratamientos tópicos, también hay opciones sistémicas y biológicas para tratar la psoriasis en el cuero cabelludo y otras áreas del cuerpo. Estos tratamientos pueden ser más eficaces pero también pueden tener efectos secundarios más graves y deben ser prescritos y supervisados por un especialista.

En resumen, si experimentas síntomas como placas descamativas, enrojecimiento y picor en el cuero cabelludo, es importante buscar atención médica para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados. Aunque la psoriasis en el cuero cabelludo puede ser incómoda y afectar la calidad de vida, hay opciones de tratamiento disponibles para ayudar a controlar los síntomas y reducir la frecuencia de los brotes.

Previo Adiós ojeras: 3 trucos simples para una mirada más radiante
Siguiente Menos es más: qué es el "lujo silencioso" y por qué se volvió tendencia