Cómo recuperar un cabello dañado


Por Leticia Brussini.

Los tratamientos químicos mal realizados -tinturas, planchados, permanentes, reflejos, etc.- logran que el cabello, además de resecarse, pierda su materia interna, haciendo que se vea quebradizo y debilitado.

Los avances en tratamientos capilares con los que hoy contamos son increíbles, hasta el punto de poder reparar casi todo tipo de problemas y en ocasiones una sola sesión se puede conseguir que un pelo quemado deje de partirse, un logro que hasta no hace poco era impensado.

No dejes de consultar con un profesional sobre cómo solucionar tu problema y cuáles son los pasos que deberías seguir. Pero mientras tanto… ¡A no desesperar! He aquí algunos tips que te ayudaran a contrarrestar los problemas.

TRATAMIENTOS EN CASA

Uno de los últimos avances en esta materia son los reparadores nocturnos. Se trata de productos ideales para comenzar con un tratamiento intensivo que nos aplicaremos en todo el cabello y que ayudará a reparar el pelo por la noche.

Para el lavado utilizá productos reparadores (no nutritivos). Todas las líneas de calidad hoy cuentan con este tipo de productos que desde su shampoo y acondicionadores reparan la fibra devolviéndole su materia interna.

Sería ideal utilizar productos sin enjuague, también reparadores. Los hay para utilizar sin o con calor. Estos últimos son -al igual que los reparadores nocturnos- un avance increíble, que no solo ayudan a peinarnos y lucir estupendas, sino también a reparar y fortalecer el cabello.

Previo En el fondo… la siembra
Siguiente Regalar flores...