Cordialidad, buenas ondas y lo mejor en estilismo


Textos. Romina Santopietro. Fotos. Gentileza.

Clelia «Tati» Saravia es referente en la ciudad en peinados para fiesta, novias y 15 años, pero también una estilista experta en cabello ondulado. Sí, ese que gracias a la humedad santafesina es el más difícil de manejar. Pero para Tati, el pelo con ondas no ocultas secretos.

«La clave está en un buen corte, donde controles el volumen y después, mantenerlo hidratado y peinarlo con peines especiales hacen el resto», asegura.

Para ella, el pelo ondulado es el más vistoso. Son muchas las clientas que llegan al salón y salen encantadas con sus rulos, sean naturales o no, porque Tati también hace las mejores permanentes de la ciudad.

En el salón, Gonzalo Gaitán y Tati trabajan a agenda llena, por la afluencia de clientas de toda la vida, algunas de ellas siguen a su peluquera desde hace 40 años, y las nuevas, que van descubriendo un nuevo punto donde estar divina, en el corazón de María Selva.

El salón ofrece además los servicios de depilación, maquillaje y manicuría, todo en un mismo lugar. La cordialidad, las risas y los buenos momentos están garantizados por ambos estilistas.

Previo Mentalidad de crecimiento
Siguiente Pensando en las fiestas de fin de año