Crumble de manzanas apto para diabéticos


Ingredientes

(para un crumble de manzana pequeño)

 

  • 6 manzanas
  • Jugo de 1 limón
  • 2 sobres de stevia en polvo
  • 1/2 taza de almendras
  • 1 taza de harina integral
  • 1 taza de avena instantánea
  • 2 cdas. de semillas de lino
  • 6 cdas de aceite de oliva
  • 1 cdita. de canela

 

Paso a paso

 

Antes que nada les cuento que por lo general el crumble se hace con manzanas verdes. Como es un crumble sin azúcar pueden ser manzanas rojas.

 

Lo primero que vamos a hacer en ésta receta de crumble es pelar las manzanas. Pueden utilizar un pela papas o un cuchillo, como les sea más fácil. Luego las cortamos a la mitad y le quitamos el centro con las semillas. Por último la cortamos en láminas finas, como si estuvieran cortando al estilo juliana.

 

En una fuente para horno vamos a acomodar las rodajas de manzana un poco encimadas. Recuerden que deberán utilizar un molde del tamaño adecuado según el tamaño del crumble de manzana que estén preparando. Estos ingredientes son para un uno pequeño, por lo tanto si quieren uno de un tamaño más tradicional pueden duplicar los ingredientes y utilizar una fuente más grande.

 

Una vez que tenemos todas las láminas de manzana acomodadas en la fuente las vamos a rociar con el jugo de medio limón para evitar que se oxiden y las reservamos.

 

Ahora vamos a hacer el crumble. Lo primero que vamos a hacer es machacar las almendras. Para hacer esto yo no las retiré de la bolsa y con un palo de amasar las fui aplastando hasta que quedaron trituradas. Otra forma puede ser picándolas con un cuchillo o utilizando un mortero, lo importante es que queden en trozos pequeños.

 

Colocar la harina integral en un recipiente junto con la avena y las almendras. Añadimos una pizca de sal y la stevia en polvo: yo utilicé dos sobres de stevia pero esto depende de cuán dulce quieran que quede este crumble de manzana. Si lo quieren muy dulce pueden utilizar tres, y si quieren utilizar uno solo también está bien.

 

Incorporar a la mezcla anterior una cucharadita de canela y dos cucharadas de semillas de lino que van a hacer que el crumble esté bien crocante.

 

Ahora vamos a agregar aceite de oliva. El crumble de manzana suele hacerse con manteca, pero ésta receta lleva aceite de oliva y está buenísimo. Pueden empezar mezclando con la cuchara pero al final les recomiendo que utilicen las manos. Verán que este crumble queda un poco desarmado, si lo quisieran más armado pueden cambiar las proporciones y usar más harina que avena.

 

Colocar el crumble encima de las manzanas con un dato importante: no hay que aplastarlo. Procurar que el crumble cubra toda la superficie de las manzanas.

 

Llevar al horno a 180º durante 40 minutos. Una vez pasado este tiempo hay que ir mirando como está: debe estar crocante arriba pero además las manzanas deben estar bien tiernas (pueden espiar o pinchar con un cuchillo). Si llega a sucederles que el crumble está muy dorado pero las manzanas aún no están cocidas, pueden tapar la fuente con papel aluminio para que no siga dorándose el crumble y llevar al horno unos minutos más para que terminen de cocinarse las manzanas. ¡Está listo!

 

 

 

 

Previo Paint no será eliminado
Siguiente Covers divertidos de "Despacito"