El jean, un clásico 100% adaptable


Desde su surgimiento en el lejano oeste, estos pantalones sufrieron una enorme evolución. Hoy se los puede usar para el trabajo, ir a una fiesta o estar al aire libre.

Textos. Revista Nosotros. Fuente. DPA.

Sus inicios fueron modestos: debía tratarse de una tela que soportara el desgaste de la actividad minera y de la vida en el “salvaje oeste”, fuerte y práctica. Los primeros jeans tuvieron un fin utilitario, alejado del glamour.

Estaban hechos de un tejido de algodón resistente, tenían remaches y eran azules. Sin embargo, desde ese pasado lejano, sufrieron una enorme evolución. Hoy día son una opción a la hora de realizar actividades al aire libre, salir de fiesta o ir al trabajo. Aquí, algunos de los modelos más conocidos:

El clásico: el jean original es el jean de corte recto y cinco bolsillos, con una cintura normal. El ejemplo más famoso es el Levi’s 501. Tiene bolsillos a los costados, dos bolsillos traseros, un bolsillo para el reloj, remaches y botón con la marca. Todos los demás cortes son una variante de este modelo, ideal para quien quiere algo sobrio y práctico.

moda

Mom, dad, boyfriend: todos los cortes que suenan a reunión familiar son variaciones del jean recto clásico. El mom tiene forma de zahahoria, con una cintura alta, piernas anchas y un corte suelto en la parte trasera. Los modelos dad y boyfriend son más bien rectos. Aunque estos últimos son modelos masculinos, suelen quedar muy bien en mujeres. Este modelo sienta bien en las caderas femeninas, ya que al ser suelto disimula las caderas anchas y no aprieta tanto como los modelos estrechos.

Jeans de tiempo libre: son el pantalón para todos los días. En el caso de los modelos bootcut, la parte de la pantorilla es algo más ancha para que entren debajo unas botas de caña alta. Los expertos en moda dicen que todos deberían tener al menos un bootcut en el ropero. Otra variante son los flared jeans o acampanados, con la pierna debajo de la rodilla aún más ancha.

Skinny: estos jeans, actualmente muy de moda, son bien pegados al cuerpo. Se los puede combinar con casi todo. Si son oscuros, quedan bien incluso para la oficina. Para muchos especialistas en moda, son irreemplazables. También los hay de talle normal y alto, lo cual estiliza las piernas.

Informales: los más famosos son los culotte, de corte ancho y hasta la mitad de la pantorilla, y los baggy pants, abombados y sueltos en las caderas y muslos y estrechos en las pantorrillas. El culotte está volviendo al mercado poco a poco. Con sus piernas bien anchas, asemeja a una pollera y por eso queda a la vez informal y elegante. Sin embargo, por ser más cortos, son recomendables en mujeres de pantorrillas más bien delgadas.

Previo Festejo de Rubinzal Culzoni
Siguiente Edición Impresa 04-05-2016

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.