Elegancia y estilo


Repasamos las últimas tendencias en indumentaria masculina. Tonos tierra, nuevos patrones y prendas amplias para hacerle frente al invierno 2022.

EL MARRÓN ES EL NUEVO NEGRO

Los tonos tierra como el marrón, el chocolate, el beige o el camel se imponen esta temporada y se instalan como verdaderos clásicos de la moda masculina e invernal. La gran influencia de los 70’s en las últimas tendencias se hace presente con estos colores en total looks en marrón o bien aplicados en detalles que bien marcan la diferencia.

Seguirán presentes también los clásicos negro, azul y gris; y comienzan a aparecer con fuerza tonalidades vibrantes como el rojo, el amarillo o el verde para todo tipo de prendas.

LA EVOLUCIÓN DEL PUNTO

No hay look de invierno sin un buen sweater tejido en lana de buena calidad y esta temporada no parece ser la excepción. La novedad es que el punto gana terreno también en otras prendas de corte tipo chomba, especialmente de hilo. Además, el tejido pisa fuerte en cárdigans gruesos super abrigados de corte clásico y también en opciones más actuales con detalles en cuero, cierres al tono o botones grandes.

CHALECOS PROTAGONISTAS

Así como pasa en las tendencias femeninas, los chalecos son las grandes estrellas de la temporada otoño-invierno. Poco a poco se empiezan a ganar la calle los diseños de punto, inspirados en el estilismo de íconos contemporáneos como Harry Styles. También se pueden ver en géneros más abrigados y clásicos. Una prenda muy versátil, comodín para usar en muchas ocasiones.

SILUETAS OVERSIZE

Otra tendencia que se replica desde la moda femenina: la influencia maximalista. Las siluetas holgadas, XXL, son protagonistas de un estilo comfy que en los últimos años llegó, se instaló con fuerza y, al parecer, tiene larga vida. La comodidad y el deseo de confort son dos características que van de la mano con esta propuesta que se puede encontrar especialmente en la ropa deportiva como pantalones y buzos, pero también en chaquetas, camisas y abrigos tejidos.

Previo Museo Maratón en el Puerto
Siguiente Los cielos santafesinos, testigos del descenso en paracaídas de Izquierdo