Encuentran en China una ciudad de 2.000 años de antigüedad


Las ruinas de una ciudad de 2.000 años de antigüedad, que podría haber servido para encarcelar a soldados enemigos, fue hallada por arqueólogos en el norte de China, a 1.300 metros de la Gran Muralla, informó hoy la prensa local.

 

Los restos fueron encontrados en las montañas Deling, en el oeste de la región autónoma de Mongolia Interior, a 1.300 metros de una sección de la Gran Muralla, consignó la agencia oficial Xinhua.

 

La ciudad, de 210 hectáreas, estaba defendida por un terraplén de unos 5,8 kilómetros de perímetro, así como por un foso, y en su interior acogía un centenar de viviendas con la misma red urbana que presentaban los campamentos militares de etnias nómadas de la zona.

 

El tramo de la muralla próximo al hallazgo fue erigido durante la dinastía Han del Este (25 AC-220 DC), por lo que se cree que la ciudad anexa fue obra de la misma época y era utilizada para encerrar a soldados capturados del pueblo de los xiongnu, que en esa época asolaba zonas del norte de China y algunos relacionan con los posteriores hunos.

 

Restos de una gran tienda de campaña de 32 metros de diámetro fueron también localizados en la zona, así como trozos de cerámicas que presentan diseños típicos de los hunos, como arcos y agujeros en su base.

 

Los xiongnu dominaron amplias zonas de Asia Central hacia el siglo III antes de nuestra era y se enfrentaron repetidamente con las primeras dinastías de China, que para defenderse de sus ataques construyeron algunos de los tramos más antiguos de lo que luego se conocería como la Gran Muralla.

Previo Demandan a los responsables de “La forma del agua” por presunto plagio
Siguiente Meryl Streep no quiere que sus palabras sirvan de defensa de Weinstein