Estilo nórdico o escandinavo


Es originario de Noruega, Suecia y Dinamarca, y es considerado uno de los más populares del mundo. Es sencillo, funcional y cómodo. La idea principal de este tipo de decoración es no llenar el espacio de piezas sin uso. ¿Te gusta la decoración de color blanco, con líneas rectas y funcional? Entonces aprendé los básicos de este estilo y cómo implementarlo en tu casa.

Colores

La decoración nórdica es popular por su uso del blanco. Las paredes en general son de este color, salvo tal vez una que puede estar pintada de un tono neutro o cubierta con un papel tapiz con un patrón moderno para dar color. El piso y el techo también tienden a ser color hueso.

Para combinar son populares el gris y el beige. Y, sumado a esto, para los que quieren darle un toque de color oscuro, el marrón es la mejor opción, que en general se usa en muebles de madera color expreso. Otra idea popular en el estilo escandinavo son los detalles en colores vibrantes, ya sea amarillo, anaranjado, verde o azul, siempre en un fondo totalmente blanco.

Elementos naturales

Los elementos naturales son otro detalle que no falta en el estilo nórdico. La madera es el material más popular, que se usa en muebles y otros detalles más pequeños. Es opcional escoger entre colores claros u oscuros en el mobiliario para dar contraste al blanco. El cuero y las pieles son otros materiales que no faltan en este estilo, tanto en sillas como en sofás, mantas y alfombras. Las plantas, que además de agregar color suman un look natural al ambiente, no pueden faltar. En los lugares fríos las plantas de plástico son una buena opción.

Muebles

Los muebles de estilo nórdico son bajos, simples y con líneas rectas. A pesar de que este tipo de mobiliario puede parecer demasiado simple, crea una decoración totalmente chic. Los muebles son en general blancos también, salvo por uno u otro de color oscuro. Por ejemplo, es común ver mesas marrones con sillas blancas. Al usar esta combinación, el color oscuro resalta más y se ve central en la decoración.

Accesorios

Los cuadros y portarretratos son elementos básicos en el estilo escandinavo, ya que aportan color a las paredes blancas. Los marcos son de tamaño grande, aunque también es común ver varios más pequeños arreglados en collage. En cuanto a arte, vemos tanto piezas modernas como clásicas, así que elegí tu estilo preferido. Tratá de mantener los marcos de color claro si la pieza es oscura.

Textiles

Al ser este estilo originario de países fríos, los textiles son una parte fundamental de la decoración. Es importante invertir en cortinas, mantas, alfombras y otras piezas que le aporten comodidad a tu hogar. Los textiles de piel o tejidos con lanas gruesas de colores llamativos son piezas que le dan onda a tu hogar.

Luz natural

La luz natural también es importante en el estilo escandinavo. Los colores blancos ayudan a crear una atmósfera iluminada, pero es importante también aprovechar la luz de las ventanas. Para los días oscuros y noches, asegurate de tener suficiente iluminación artificial, tanto directa como indirecta.

Minimalista

La decoración nórdica es en sí bastante minimalista. No necesitás tener una cantidad de muebles, pero si una función para cada uno. Es importante que no haya cosas en tu hogar que no uses o que no le aporten un significado a tu decoración. Esto puede ser una ventaja, ya que puedes invertir en muebles y accesorios que adores y sean de una mejor calidad.

Fuente: About Español

Previo Lacoste
Siguiente Adultos mayores y pandemia: nuevas realidades, grandes desafíos