Evelin Sottini: cantar la vida


Eso de «ir cantando bajito» no se aplica a nuestra entrevistada. Afortunadamente, elige cantar desde el alma y a todo pulmón. En esta nota nos cuenta cómo descubrió su vocación y cómo anda hilando melodías.

Textos. Romina Santopietro. Fotos. Pablo Aguirre.

La vida es música y la expresión «un canto a la vida» se torna una buena manera de describir el día a día de esta artista que, además, es formadora de talentos en la ciudad.

¿Por qué? Porque desde muy pequeña descubrió que todo lo relacionado con cantar es, amén de su modo de expresión, la forma de traer alegría a su vida.

En un divertido ida y vuelta entre mensajes y mails, la impronta de la pandemia en las entrevistas actuales, desgranó un poco de su historia y de su presente.

Y la aparente frialdad del medio no impide que brille su personalidad alegre y su inmenso entusiasmo por su labor.

¿Cómo descubriste tu pasión por cantar?

-Fue todo una gran casualidad o tal vez fue el destino… No lo sé… jajaja. A los 11 años me encontraba en la escuela primaria en Santo Tomé, Cuando de repente un día nos avisan que iba a venir una persona de un coro preseleccionando chicas para cantar. Si bien me moría de ganas y estaba re entusiasmaba… no me animé

La que si se animó fue mi hermana Anto y quedó preseleccionada y la citaron en la sede del coro para la selección final.

Ese día la acompañamos con toda mi familia, llegó el momento de cantar y las cosas no resultaron como esperábamos jajaja. Y cuando nos estábamos yendo, mis viejos, como buenos padres, le pidieron a la directora sin que yo me diera cuenta que por favor me escuchara cantar. Y yo totalmente distraída en mi mundo (en modo acompañante, jejeje) de repente escucho una señora toca unas notas en el piano y me dice: – ¡A ver vos nena! ¡Cantá Tri pi pi! Ella era nada más y nada menos que Susana Caligaris, quien después, durante muchos años fue mi Maestra de canto. ¡Y así sorprendida y muerta de miedo, me mandé y ¡canté! Me dijeron que había quedado, pero que me salteaban del coro de niños para pasar directamente al coro estable. (Wow!)

¿Dónde te formaste?

-Tuve la suerte de aprender de muchos maestros, mis años de coro, mis profes de técnica, el Liceo Municipal de Santoto, el Instituto Superior de Música y los incontables viajes a tomar clases en Buenos Aires. La formación nunca termina, siempre es menos lo que uno sabe que lo que le falta por aprender.

Contanos un poco sobre tu rol como profe de canto

-Se podría decir que soy una profe buena onda, (creo jejeje). Intento que las personas que vienen a tomar clases, no solo aprendan, sino que también disfruten. Que puedan desconectarse de su rutina, liberar la mente, regalarse un tiempo para ellos mismos haciendo lo que les gusta. La música aflora sentimientos, emocionarnos al cantar una canción, no tiene precio.

03.02.2021 Evelin Sottini, para Revista Nosotros. Foto: Pablo Aguirre

¿Cómo fue seguir en actividad en la pandemia?

-Con el estudio de canto nunca nos detuvimos, automáticamente nos adaptamos al formato online, lo que inesperadamente me abrió un montón de nuevas posibilidades, como dar clases a personas fuera de Santa Fe.

En la parte artística también fue muy loco. De repente todo era transmisiones en vivo por las redes, las grabaciones en casa (Y no saber qué hacer los sábados a la noche jajajaja).

¿Qué escuchás en casa, mientras cocinás, caminás, o vas por la vida?

-Mi trabajo me permite descubrir música nueva todo el tiempo pero todo depende del contexto. Puedo desayunar escuchando soul, hacer compras escuchando tango o andar en bici escuchando ópera, pero si hay algo que es fija cuando hay ruta y mates, es el dúo Salteño y ni hablar en las fiestas de fin de año, un enganchado de Los Palmeras jajajajaaa!

¿Ensayos sí o ensayos no?

-¡¡¡¡ENSAYOS SI!!!! (Bueno… mejor no jajajajaja).

La práctica y los ensayos hacen al músico, no existe otra manera.

Develando mitos: ¿cantás en la ducha?

-¡Siiiiiii!! Jejeje En realidad canto todo el día!

Mini bio

Eve estudió clases particulares con Ana Sirulnik, en Bueno Aires y con Ana Cancelliere.

Actualmente cursando las últimas materias de la carrera Licenciatura en Música orientado en Canto. Profesor Mario Martínez, en Instituto Superior de Música perteneciente a Humanidades y Ciencias de Universidad Nacional del Litoral.

Da clases de Técnica vocal en «Canto Libre». Se desempeñó como profesora de técnica vocal en el coro La Merced.

Participó en los coros de Niños y jóvenes de la municipal de Santo Tomé, Coro polifónico del club atlético Colón de Santa Fe, Coro de la Cultural Inglesa», en la Fundación Accentus, como solista patrocinada, y Coro liberæ voces.

Distinciones

En 2004 fue la ganadora del 1° premio como solista vocal femenino en el «Festival Folclórico» en Gessler. Provincia de Santa Fe.

En 2005 Festival Folclórico Nacional «Paso del Salado» como solista vocal femenino, como finalista. Santo Tomé – Provincia de Santa Fe.

La Cámara de Diputados de la Provincia de Santa Fe hace entrega de Diploma en 2006, por sus especiales condiciones que enaltecen los valores juveniles de la Provincia de Santa Fe en el «Día Internacional de la Mujer».

Fue finalista pre-Cosquín en 2012 como Conjunto Vocal – Mario Pozzo (guitarra y voz) – Sonia Sánchez (voz) – Evelin Sottini (voz) – Negro Martínez (voz).

También se desempeña como docente en diferentes establecimientos de la ciudad, y como maestra de canto en su propio estudio vocal.

Entre las numerosísimas participaciones en eventos y conciertos, vale destacar su presencia en Líricos a la Gorra, realizada recientemente en las escalinatas del Teatro Municipal, rodeada de las mejores voces de la ópera de Santa Fe.

Previo Pollo a la carbonara
Siguiente EDICIÓN IMPRESA 13-02-2021