Fortalecer el rol de la mujer emprendedora para llevar adelante un negocio sustentable y rentable


EL 42% de los emprendimientos que nacen en el país son liderados por mujeres. Sin embargo, apenas el seis por ciento logra sobrevivir después de los primeros tres años según un estudio de Emprendedoras Stem en América Latina (IAE, Universidad Austral).

¿Qué es lo que se puede hacer entonces para acompañar a que ese porcentaje sea cada vez mayor? Dos coaches rosarinas, Debora Roots y Clara Altamirano, especializadas en acompañar mujeres de todo el mundo a fortalecer sus emprendimientos, desarrollaron una propuesta que abarca 3 pilares fundamentales.

En palabras, Altamirano aclaró: “Descubrimos que no hay una propuesta concreta para mujeres emprendedoras que abarque no solamente la parte del negocio y de la estrategia sino también la parte interna, es decir, las limitaciones que encontramos en nuestras propias creencias, en el modelo social de la mujer que hace que los emprendimientos fracasen y que no lleguen a los primeros tres años de vida. Ante este panorama fue que decidimos armar este workshop”.

Y, Roots agregó: “Las ganas de hacer este workshop con Clari surgió como mencionó anteriormente de la necesidad de que la gente entienda la importancia de la mirada interna. Mirarnos a nosotros mismos, autoconocernos y entender que el negocio no puede crecer más de lo que uno está dispuesto a crecer. Ante esto, las herramientas de coaching ontológico aplican perfecto para acompañar a aquellos emprendedores que quieren visibilizarse, sacar su oferta al mundo y empezar a tomar valor. La clave se centra en sentir autoconfianza y dar valor a lo que hacen. Es común dudar de nuestro propio mérito y lo que proponemos no sólo trae herramientas para ser sino para transformar nuestro ser y ofrecernos al mundo.

En el primer módulo del workshop la idea es poder identificar las creencias que no nos permiten evolucionar y accionar. Nuestro objetivo es dar herramientas para poder salir del estado de parálisis. Es una mirada reflexiva sobre cuáles son los quiebres personales, las creencias limitantes y los bloqueos que influyen a la hora de emprender, y cómo trascenderlos con herramientas prácticas y concretas.

Luego, en segundo lugar, si ya realizamos un análisis del negocio, para identificar la propuesta de valor, el nicho de clientes que haga al emprendimiento rentable y las estrategias que permitan hacerlo sustentable en el tiempo. En esta etapa se eliminan los miedos y los tapujos. El emprendedor debe creer en el valor de lo que aporta y expresarlo con la fe de que es sustentable porque es auténtico.

Y por último se da un módulo enfocado en desarrollar un Pitch de ventas y en generar las redes de networking necesarias para potenciar esta propuesta de valor.

Este workshop se dictará en forma virtual y sincrónico los días 16 y 30 de J¿junio y el 14 de julio. Es un curso con tres encuentros y Revista Nosotros sortea desde su Instagram un cupo para vos. Si sos emprendedora y te interesa participar te invito a entrar a nuestro IG para participar.

Para más información ingresar en: https://bit.ly/34vYYn6, o comunicarse telefónicamente al +54 341 5324333 / +54 9 3413 132288.

Débora Roots, es Senior Coach Acreditada y Avalada, Mentora Comercial con más de 20 años de experiencia en asesoría comercial en servicios. Coach Organizacional, Coach y Mentora de Coaches, Docente Formadora, Consteladora Familiar.

Clara Altamirano, Coach Acreditada y Avalada, Mentora de emprendedores, Consultora de empresas, Estudió Administración de Empresas y es especialista en Marketing y comunicación, con más de 15 años de experiencia en desarrollo de marcas, estrategias de comunicación y Marketing en el área corporativa.

Un ejemplo en primera persona

Clara Altamirano nos contó cómo transitó ella su propio cambio de vida para poder motivar a otros. Y detalló: “Estudié en Administración de empresas y me especialicé en Marketing y Comunicación. Me recibí y trabajé durante 15 años en el ámbito corporativo en el área de relaciones institucionales de un banco privado muy importante. Durante mucho tiempo integre y trabajé en simultáneo las dos actividades dado que soy coach desde hace una década. No sólo trabajaba en relación de dependencia sino que a la vez daba clases y tenía algunos coaching en mi agenda personal. La pandemia me ayudó y me impulsó a trabajar de otra manera. Le puse mucha más fuerza a ambos trabajos en simultaneidad y en diciembre decidí renunciar al banco para dedicarme 100% a lo que me gusta”.

Previo The Walking Dead revela imágenes de su última temporada
Siguiente Curcumina: un aliado natural de la salud contra virus y bacterias