Fortaleza, importante urbe del noreste brasileño


Esta ciudad se encuentra en el estado de Ceará. Es uno de esos lugares del mundo, que no se pueden dejar de conocer, por sus atractivos turísticos y naturales.
Textos. Mario A. Laguzza

Brasil siempre despertó -y despierta- fascinación en los extranjeros. Es el quinto país del mundo por su superficie. Junto con México, Brasil es, en muchos aspectos, el líder de América Latina. Su extensión es muy grande, casi tres veces más que la de Argentina, y limita con todos los países de América del Sur, a excepción de Chile y Ecuador.

 

La población de este “país continente” ya suma unos 200 millones, y como si esto fuera poco, es la sexta potencia económica del mundo.
El perímetro costero de este extenso país es enorme. Desde el extremo norte hasta la frontera con Uruguay al sur, suma casi 8.000 kilómetros, de los cuales la mayoría son playas.

 

Por eso la inmensa mayoría tiene ya conclusiones excluyentes: si uno busca playas de aguas cálidas las encontrará en este país. Y no solo eso, sino que en Brasil se la da particularidad de que en gran parte del perímetro costero, la costa está acompañada por diversas sierras y pintorescas montañas cubiertas por una vegetación tropical, que hacen de sus costas un paisaje muy atractivo y pintoresco. En resumen: el paisaje de montaña y playas de aguas cálidas, juntos en el mismo lugar, nadie dudará de que están en Brasil.

 

UNA CIUDAD VIVA

 

Más de medio millón de turistas cada año no pueden equivocarse. Sin dudas, los 25 kilómetros de litoral marítimo, el clima tropical que acompaña con sol y agradables temperaturas en todas las temporadas es lo que ofrece Fortaleza.

 

La ciudad, además de ser un importante centro turístico, es un centro comercial y financiero de primer orden. Es una de las tres ciudades más importantes de la región Nordeste de Brasil, junto con Recife y Salvador de Bahía.

 

Fue fundada en el año 1726, pero ya un siglo antes habían desembarcado un importante contingente de pobladores holandeses, que permanecieron en la región, por algo más de un siglo.

 

La ciudad se sitúa y es capital del Estado de Ceará. Su población actual se estima en algo más de 2.500.000 habitantes, con una densidad de 8.000 habitantes por kilómetro cuadrado, y es la quinta ciudad más grande de Brasil por su población, sólo superada por, Sao Paulo, Río de Janeiro, Salvador de Bahía y Brasilia.

PROGRESO Y ALGUNOS LUGARES PARA CONOCER

 

La exportación de algodón hacia Inglaterra impulsó el desarrollo industrial y comercial de la ciudad. A partir de ahí Fortaleza pasó a tener el papel de capital de su Estado, posteriormente vino la construcción de los ferrocarriles que transportaban hasta el puerto la producción agrícola del interior.

 

La Catedral Metropolitana. Tiene una arquitectura de estilo neogótico romano, con capacidad para 5.000 personas. Es la tercera catedral más grande de Brasil. Vale la pena acercarse para maravillarse con su arquitectura y con sus torres de 75 metros de altura. Su construcción llevó 40 años (1939-1978), y ocupa el mismo lugar que la iglesia antigua del siglo XVIII.

 

Fortaleza de Nuestra Señora de Asunción. Es el sitio donde comenzó la historia de la actual ciudad. Fue construida en 1649 por los holandeses en el enfrentamiento colonial contra Portugal. Aunque fue reconstruido en varias ocasiones, mantiene su ubicación original y sigue siendo el emblema de la historia de Fortaleza. tiene un área abierta destinada a las visitas y desde donde se puede ver la inmensidad del mar. Se ubica en pleno centro, junto al Mercado Central y la Catedral.

 

Teatro José de Alencar. Teatro centenario considerado un verdadero monumento artístico y patrimonial. Es una de las construcciones más lindas de Fortaleza, con sus llamativos colores y su arquitectura ecléctica. Con más de cien años de existencia, es un emblemático semillero cultural, que se disfruta tanto dentro de las salas, como en un recorrido por las instalaciones.

 

Mercado Central. Museo vivo de la cultura de Ceará, construido en 1800 pero reformado recientemente con una moderna estructura de varios pisos y pasarelas, con más de 500 locales. Todas las artesanías imaginables están en el Mercado, paraíso terrestre para los amantes de las compras.

 

Avenida Beira Mar. Eje turístico, hotelero y comercial de la ciudad, desarrollado frente al mar. desde barracas típicas hasta grandes restaurantes con opciones para todos los paladares. Hay también lindos paseos de compras, entre ellos el imperdible mercado artesanal.

 

Praia do Futuro. Es la playa más famosa de la ciudad. Tiene 7 kilómetros de extensión y es la elegida por los amantes del surf y las olas. Sus aguas son espectaculares para los bañistas. Además, ofrece una línea de muchísimos restaurantes de primer nivel.

 

Centro Dragao do Mar. Fascinante centro de arte y cultura. Concentra museos, teatros, cines, galerías de arte, restaurantes, artesanos y hasta un planetario. Son 30 mil metros cuadrados, donde la arquitectura moderna se mezcla con la antigua y donde encuentran su lugar los perfiles más bohemios y los más sofisticados. Es el paseo que nadie puede perderse al caer la noche.

 

Estatua de Iracema. Es el personaje de la novela escrita por José de Alencar, una historia de amor entre una joven y Martin Soares Moreno, uno de los primeros portugueses en llegar a la región. La estatua que se puede ver ahora es una réplica de la original, que se quitó en 1965.

 

¿Cómo llegar?

Desde Rosario hay vuelos diarios a Fortaleza vía San Pablo. Los mismos duran, aproximadamente, unas ocho horas.

 

 

Previo Compartiendo “Grandes Momentos”
Siguiente Cuatro tendencias que marcan el Invierno 2017