Historia, Caribe y sol


Esta semana continuamos nuestro recorrido por República Dominicana, conocemos su capital y algunos de sus más bellos paisajes.

 

Textos: Vacaciones Felices.

SANTO DOMINGO

 

Santo Domingo es la capital de República Dominicana. Es considerada la primera ciudad del “Nuevo Mundo”. Tiene un gran patrimonio histórico y cultural. La zona colonial de la ciudad ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO ya que posee los primeros edificios del creados por los españoles en América.

 

Esta es una de las zonas más turísticas del país, su nombre data de 1498, año en el que la Corona Española otorgó la carta real y fue reconocida como la primera ciudad colonial que recibió dicho mérito.

 

La Zona Colonial es uno de esos lugares que uno no se puede perder, sus calles parecen permanecer en el pasado. Aquí se puede comprar arte dominicano, escuchar música al aire libre o vivir un momento romántico imposible de olvidar.

 

El recorrido puede continuar con una visita al Faro de Cristóbal Colón, construido en honor al descubridor del Nuevo Mundo, un impresionante monumento. En él se dice que se albergan los restos del insigne almirante.

LA ROMANA

 

Este es el lugar ideal para poder visitar Casa de Campo, Bayahibe, Altos de Chavón, las islas de Saona y de Catalina. Hay que destacar Altos de Chavón, con un gran interés turístico, es una villa que fue construida recreando un antiguo pueblo mediterráneo del siglo XVI.

 

PUERTO PLATA

 

Situada en la Costa del Ambar, es el segundo destino turístico más importante de República Dominicana ya que cuenta con una zona llamada Playa Dorada exclusiva para el turismo. Es un buen lugar si deseas visitar Luperón, Maimón y Cofresí.

 

BARAHONA

 

Este es sin lugar a dudas la zona más hermosa y con la biodiversidad más grande de República Dominicana. Quizás el culpable de eso sea la poca infraestructura turística que tiene, lo que permite que las playas y su entorno se encuentren vírgenes. Esta zona es ideal para los viajeros y los amantes de la naturaleza.

 

En Barahona se pueden encontrar playas paradisíacas de arenas blancas y aguas turquesas, donde poder relajarse al sol y descansar durante las vacaciones o bien practicar distintos deportes acuáticos, como el surf o el buceo. Las más conocidas por su belleza o por sus posibilidades deportivas son Playa Bahoruco, Playa el Quemaíto y Playa Los Patos.

ISLA SAONA

 

Isla Saona es, sin duda, uno de los lugares más bellos de toda la República Dominicana. Está situada al sureste del país República Dominicana y es una de sus islas más grandes. Se encuentra en la provincia de La Romana y forma parte del Parque Nacional del Este.

 

En esta isla encontraremos kilométricas playas vírgenes de una fina y blanca arena, rodeadas de millares de cocoteros. Aquí habitan numerosas especies, tanto de aves como acuáticas (tortuga carey, mantí, cotorra verde, jautía, etc). Isla Saona está protegida oficialmente y por lo tanto no se encuentran edificaciones en su litoral.

 

La excursión a Isla Saona se suele hacer en un enorme catamarán, en el que durante el viaje se puede disfrutar de todo tipo de aperitivos. Una vez alcanzada la costa de Isla Saona, se visita una bellísima localidad de pescadores llamada Mano Juan. Una vez en ella se puede disfrutar de los baños en sus impolutas y cristalinas aguas de sus playas.

 

A la hora de la comida se disfruta de un exquisito buffet en un restaurante cubierto con hermosas hojas de palmera, y para reposar la comida se puede dormir una plácida siesta en una de las playas. Posteriormente se visitan los gigantescos manglares que separan Isla Saona de tierra firme, donde se pueden observar grandes bancos de peces de colores que se acercarán a las lanchas, esperando que los turistas les lancen un trozo de pan. Continuaremos hasta el banco de arena más grande de la zona, donde habitan numerosas especies marinas. También se visita la que es conocida como la piscina más grande del mundo, bautizada así por su poca profundidad (menos de un metro) y situada a 400 metros de la costa en medio del mar.

 

ISLA CATALINA

 

La Isla Catalina es una pequeña isla que se encuentra en el Mar Caribe, a unos pocos kilómetros desde las costas al sureste de la República Dominicana. Al igual que la Saona, la Isla Catalina es un lugar de ensueño, muchos consideran que posee las playas más hermosas del mundo, playas vírgenes paradisíacas de arena blanca y tranquilas aguas cristalinas ideales para realizar actividades acuáticas.

 

Forma parte del Parque Nacional del Este, por eso la isla está deshabitada, sólo posee infraestructura para recibir a los turistas. Últimamente está siendo muy visitada por los turistas, atraídos por la singular belleza natural que presenta la isla en estado virgen. También visitan muchos cruceros turísticos.

 

Catalina posee tres playas principales: la del Este, del Oeste y del Norte. Actualmente la playa del Oeste es la más utilizada y desarrollada, aunque las otras dos tienen un enorme potencial para ser desarrollados para el turismo.

 

LA ROMANA

 

Esta es una provincia al Este de la República Dominicana, famosa por su producción de azúcar de caña. Es uno de los polos turísticos más importantes del país.

 

Se caracteriza por su gran influencia en el turismo y por estar bordeada de playas y localidades hermosas. Además cuenta con Altos de Chavon, Cueva de Las Maravillas, famosos campos de golf, puertos turísticos donde atracan cruceros, un importante aeropuerto internacional y marinas deportivas.

 

El clima de La Romana es maravilloso, tiene un temperatura promedio de 26°, ideal para bañarse en la playa todos los meses del año. Esta es una de las ciudades dominicanas de mayor renombre internacional, a pesar de ser una de las más jóvenes del país; debe su nombre a una antigua balanza romana de gran tamaño que en el siglo XVI servía para pesar las mercancías que transitaban por el puerto, muy importante en aquella época, y propiedad de una familia originaria de Roma.

 

La Romana en la actualidad es un lugar próspero y con muchas perspectivas de crecimiento económico, situada estratégicamente entre Santo Domingo y Punta Cana.

 

Bayahibe es un pequeño pueblo de pescadores que se encuentra también muy cerca, 25 minutos, con renombre por la espectacularidad de sus vistas desde la playa, aunque ésta es en realidad muy pequeña. Playa Dominicus, situada cerca, está mejor urbanizada y tiene magníficas playas de arena fina. Desde Bayahibe salen barcos con destino a isla Saona e isla Catalina, unas islitas espectaculares que forman parte de un Parque Nacional y dignas de «tarjeta postal», en las que se puede pasar el día y bucear o nadar en sus aguas color turquesa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Previo Que a la historia la canten los que saben... y los que la han vivido
Siguiente Carry Somers, una militante en la industria textil