Home office: dolores posturales y Síndrome de Burnout


Desperate businesswoman sitting at the desk with laptop and crumpled paper. Female office worker suffers because of too much mess in her thoughts. Stressed woman entrepreneur feeling creativity crisis

Las condiciones laborales han cambiado drásticamente en los últimos 8 meses producto del confinamiento social por la pandemia del COVID-19.

Textos.

 Dr. Juan Stabile, traumatólogo especialista en columna

El síndrome del trabajador quemado, médicamente conocido como síndrome de burnout, significa estar quemado, es decir, en un estado de depresión por agotamiento.

Cada vez más personas ya no pueden hacer frente a la presión de su entorno, el trabajo y la familia. Sin embargo, si tomamos medidas en una etapa temprana, se puede evitar.

El doctor Juan Stabile, traumatólogo y especialista de DIM Centros de Salud, explica que es un trastorno emocional que está vinculado con el ámbito laboral, el estrés causado por el trabajo y el estilo de vida del empleado.

“Este síndrome puede tener consecuencias muy graves, tanto a nivel físico como psicológico. Los síntomas más comunes son depresión y ansiedad, motivo de bajas laborales. Este síndrome no se relaciona estrictamente con la postura, pero una zona de trabajo acorde, un ámbito laboral sano y un trabajo en equipo disminuyen las probabilidades de padecerlo”. 

Durante 8 meses de la cuarentena o distanciamiento social la mayoría de los empleados pasaron al modo tele-trabajo o home office, por lo que pasan largos periodos de tiempo sentados y en muchos casos en posiciones inadecuadas para el cuerpo, no tienen equilibrio entre la vida laboral y personal, asumen tareas que no corresponden con sus funciones y cargos y monotonía.

“Por lo general, con mobiliario no adaptado para dichas tareas (silla y mesa de la cocina, sillón, etc).  Las consultas más frecuentes abarcan patologías con síntomas como dolor cervical, dolor en región lumbar, dolores articulares, mareos y cefaleas”, advierte Stabile. 

¿Cómo evitar el síndrome de burnout?

El especialista comparte algunas recomendaciones para aliviar las molestias posturales y evitar un agotamiento:

-No cruzar las piernas.

-Levantarse de la silla cada 40 minutos por cortos periodos de tiempo. Realizar micropausas de descanso (varias pausas pequeñas son más aconsejables que una pausa prolongada).

-Usar medias de compresión.

-Ejercicios para evitar molestias. Realizar flexión de los dedos y los pies, movimientos circulares de los tobillos, andar sobre la punta de los pies y sobre los talones, estos ejercicios favorecen la circulación sanguínea.  Elongación y movilidad de cuello, miembros superiores e inferiores.

-Cambiar frecuentemente la postura durante la jornada (alternar entre sentado y de pie)

-Alejar la mirada del monitor unos segundos

– No esperar a sentir algún dolor muscular o articular para cambiar posturas o tomar descanso. 

Fuente: DIM Centros de Salud.

Previo EDICIÓN IMPRESA 07-11-2020
Siguiente Obesidad y coronavirus: cómo recuperar rutinas saludables