Hora de sembrar


Por Soledad Adjad.

A la hora de sembrar hay que saber que una cosa es el momento de siembra y otra el tipo.

Momentos para hacerlo hay dos, uno es en otoño, para variedades que resisten más el frio, y primavera para las plantas que prefieran temporada cálida, es decir que una vez grandes, se podrán cosechar en esa misma fecha y hasta en verano. Las de siembra en otoño darán cosecha en esa fecha, pasando por invierno y hasta primavera.

En cuanto a la manera en que se van a sembrar debemos saber qué hay semillas que prefieren la siembra directa o de asiento y otras pueden ir al almacigo antes. Esto último significa utilizar una superficie menor que permite el fácil manejo y traslado en caso de ser necesario y una vez desarrollados los plantines, ir al lugar definitivo donde crecerán. Se comercializan bandejas multiceldas pero podemos utilizar bandejas plásticas recicladas con perforaciones para que el agua pueda drenar.

El sustrato es muy importante y es en lo que mas debemos invertir, tiene que ser liviano pero que a su vez pueda retener bien la humedad. Al momento de comenzar, se deben colocar sobre las bandejas y previo a plantar las semillas, regar para evitar después de plantar que las semillas se escurran con el agua. Las semillas se cubren dependiendo de su tamaño, con el mismo sustrato o arena. El grosor de esa capa será aproximado al tamaño de semilla.

Otra cosa que debemos hacer es colocar nombre a todo lo que sembremos y la fecha de siembra, para no olvidar que fuimos sembrando y poder ir aprendiendo de las germinaciones, algunas se dan antes que otras, pueden germinar dependiendo la variedad en quince días o mucho mas.

Es muy importante nunca encharcar la tierra pero mas importante es garantizarle a la semilla que durante su proceso de germinación no le faltará humedad para desarrollar buenas raíces. Las bandejas multiceldas nos ayudarán para colocar menos semillas y tener un terrón con su respectiva plantita que nos indica que podemos trasplantar cuando por la base asoman las raíces, estos plantines casi no sufren el trasplante al salir ya formaditos con tus raíces y tierra. No rompemos el terrón y así lo llevamos a su lugar definitivo. Las que coloquemos en bandejas recicladas directamente y al voleo, sabiendo que toleran siembra directa, para trasplantar a su lugar definitivo nos exigirán meter mano en la tierra y separarlas con cuidado nosotros mismos.

El espacio donde tener almácigos debe ser luminoso, cuando falta luz los tallos se estiran y se debilitan. Así que antes de comenzar es importante analizar cuál será el mejor lugar para nuestra huerta…¡Y manos a la obra!

Previo Tus almuerzos más ricos con Essen
Siguiente Empanadas de humita