Hoy cumpliría 128 años Tolkien, padre de la literatura fantástica


Hoy es el aniversario del nacimiento de uno de los más importantes autores de novela fantástica. Las peripecias por las que pasó inspiraron parte de sus obras basadas en mundos fantásticos.

3 de enero de 1892. Tal día como hoy hace 128 años nacía en Bloemfontein (en la actual Sudáfrica) John Ronald Reuel Tolkien, considerado por muchos el padre de la literatura fantástica moderna por la serie de libros de El Hobbit y El Señor de los Anillos, obras que pese a crear mundos imaginarios, estuvieron, en gran parte, inspiradas en su propia vida, marcadas por las dos guerras mundiales.

El creador de la Tierra Media, lugar imaginario en el cual transcurren sus relatos fantásticos, tuvo que abandonar Sudáfrica en abril de 1895 junto a su madre Mabel y su hermano menor Hilary Arthur e irse a Inglaterra. Su padre, Arthur, tenía planeado reunirse con ellos más tarde, pero una fiebre reumática le obligó a permanecer en Sudáfrica y morir allí cuando el futuro autor tenía tan solo cuatro años.

Mabel Tolkien se encargó de educar personalmente a los dos niños, y logró enseñarles a escribir con tres años y hablar con fluidez en varias lenguas con cuatro años. En septiembre de 1900, Mabel y los niños se desplazaron a Birmingham, donde lograron entrar en el King Edward’s School, importante colegio privado en el cual J. R. R. descubrió su amor por las lenguas y la filología.

El profesor J.R.R. Tolkien, el autor de El Hobbit y El Se–or de los Anillos. M00967319 Professor J.R.R. Tolkien, the author of The Hobbit and The Lord Of The Rings photographed in the grounds of Merton College, Oxford, 1968.

Mabel Tolkien, la madre que había conseguido brindar a los hermanos Tolkien un enorme nivel cultural impropio de sus edades, falleció de una diabetes mal tratada el 14 de noviembre de 1904. Un párroco nacido en Andalucía, Francis Morgan, se hizo cargo de los niños. Cuatro años después John conoció a Edith Bratt, de quien se enamoró y con quien terminaría casándose en 1916.

En 1916 empieza a escribir su primera obra, El libro de cuentos perdidos, una ficción en prosa que su tercer hijo, Christopher Tolkien, publicaría entre 1983 y 1997.

Primera Guerra Mundial
Tras estudiar en el Exeter College de Oxford, donde se graduó en 1915, se unió al ejército y sirvió en la I Guerra Mundial, en Francia, hasta caer enfermo en octubre de 1916. En 1917 tuvo con Edith a su primer hijo, John.

Al año siguiente volvió a Oxford a trabajar en el diccionario de Inglés por su dominio de los idiomas. Para entonces ya había inventado el Quenya, su primer idioma. En 1920 empezó a trabajar en la Universidad de Leeds y nacía su segundo hijo, Michael. Christopher, el tercero, lo haría dos años después. Sería su hijo más conocido por editar y publicar muchas obras inéditas de su padre tras el fallecimiento de este.

Su hija Priscilla nació en 1929, y para aquel entonces Tolkien ya habría publicado varias obras e inventado algunas lenguas que utilizaría más adelante en sus creaciones más importantes. El 21 de septiembre de 1937 publicó El Hobbit, la primera que introduce a los personajes de la Tierra Media. Y en diciembre del mismo año empezó a redactar El Señor de los Anillos.

2nd December 1955: British writer J R R Tolkien (1892 – 1973), enjoying a pipe in his study at Merton College, Oxford, where he is a Fellow. Original Publication: Picture Post – 8464 – Professor J R R Tolkien – unpub. (Photo by Haywood Magee/Picture Post/Getty Images)

Segunda Guerra Mundial
Estalla la Segunda Guerra Mundial y con 50 años de edad, Tolkien se alista en la “Defensa Civil” de Oxford, y sus hijos Michael y Christopher en el Ejército y en la Royal Air Force respectivamente.

Finalmente, en 1954 publica las dos primeras partes de la trilogía del Señor de los Anillos. La tercera no vio la luz hasta el año siguiente. En 1959 abandonó la docencia en Oxford y sigue publicando obras. En 1971 muere su mujer Edith y dos años después, el 3 de septiembre de 1973, fallece J. R. R. Pero su hijo Christopher se encargó de editar y publicar multitud de relatos que habían quedado sin publicar.

Previo La ONU valoró el ingreso del quechua al mundo académico gracias a una activista peruana
Siguiente Consejos para desintoxicar el cuerpo después de las fiestas