Ideas para una biblioteca perfecta


Un lector ávido suele tener los libros acampando por toda la casa. Pero sin dudas, el hogar de las lecturas es una biblioteca. 

Quien ama leer suele rodearse de libros. Los lleva a la cama, al jardín, al sillón ¡hasta al baño! Tener una biblioteca nutrida es el sueño de todo lector empedernido.

Acá te damos algunos tips para hacer en cualquier rincón de tu casa un espacio soñado para los bibliófilos.

No solo utilizarás libros: cerámica, madera, ilustraciones, fotos, flores… Las estanterías de tu biblioteca no están hechas solo para libros. Se pueden añadir toques de color con esas piezas especiales que has acumulado en tus viajes, pequeñas piezas de arte y nunca olvides de incluir un poco de vegetación.

Una pared de libros. Si tienes el espacio suficiente y quieres separar dos zonas de un salón, olvídate de tabiques. Una buena biblioteca es la pared perfecta. Se pueden realizar en maderas o de materiales de construcción en seco.

Ordenar por gama cromática: un trabajo para auténticos expertos: orden dentro del caos. Organiza tus libros por colores para crear distintas gamas cromáticas y dar una sensación de orden y limpieza. Tener en cuenta los tamaños también es una buena opción.

No dejar huecos: Si tienes una cantidad exagerada de libros (¡mejor!), no tengas miedo a la hora de colocarlos y rellena absolutamente todos los huecos. El «dibujo» que forman los tomos de los libros te recordará a las grandes bibliotecas del mundo.

No temer al color: ¿por qué utilizar una estantería clásica? Da vida a tus libros añadiendo algunos toques de color.

Aprovechar cualquier rincón: la biblioteca no siempre tiene que estar en el salón, en tu habitación o en el despacho. Cualquier lugar es bueno para leer.

Previo Tus postres más ricos con Essen
Siguiente Extraen restos fósiles de un dinosaurio hallado en El Chocón en julio pasado