Ideas para una Navidad más saludable


¿Cómo disfrutar de la mesa de las fiestas sin caer en excesos? Te lo contamos en esta nota.

FUENTE: New Garden.

Se acercan las fiestas y surgen sentimientos encontrados. Por un lado, nos emocionamos por compartir ese momento de unión y alegría en familia. Por el otro, vuelven a aparecer los miedos ante el famoso descontrol alimentario que suelen ocasionar.

En este sentido, Marcela Cerdá (Mat. 6329) explica: «La variedad y cantidad de alimentos presentes en la mesa de las fiestas nos invita a querer probarlos todos y aquí es cuando comienza el problema. ¿Cómo regular la ingesta para evitar llegar al extremo de sentir que explotamos, y la culpa que viene con ello? Hay estrategias fáciles de aplicar para lograr una relación más saludable en torno a la comida, en este momento de celebración tan esperado durante todo el año».

CELEBRAR SIN CULPA

Teniendo en cuenta estos consejos, podremos disfrutar de una comida junto a tus seres queridos sin sufrir grandes privaciones ni caer en excesos:

Respetar las cuatro comidas. Es muy importante ya que saltearnos alguna ingesta va a favorecer el hambre voraz que se siente cuando se pasan muchas horas sin comer y el descontrol que esa sensación trae. ¡La organización es clave! Darle prioridad y organizar los horarios para que ese día no sea diferente al resto.

Sumar una entrada saludable. Existen variedades más beneficiosas de nuestras preparaciones tradicionales que igualmente cautivarán a los comensales. Algunas ideas: se puede realizar una variante de picada saludable con bastones de zanahoria, apio, papa y/o batata al horno o pencas de acelga que se pueden acompañar con queso blanco descremado saborizado con alguna especie o con cebolla de verdeo.

Otras opciones para la entrada: preparar pinchos caprese, canapés con queso untable y cherrys o tomates rellenos con choclo, palmitos y el vegetal que más te guste, que aportará fibra y sensación de saciedad.

Condimentar con inteligencia. Dentro del mundo de los aderezos la mayonesa suele ser muy utilizada, tanto para la clásica ensalada rusa, como para huevos rellenos y hasta piononos. Una buena estrategia para hacer estas preparaciones más saludables es mezclar o reemplazar la mayonesa por queso untable descremado, o «mayonesa» a base de vegetales, como remolacha o zanahoria. Los hongos y las especias también son otra forma de brindar sabor sin aportar un exceso calórico.

Si se va a cocinar carne, elegir un corte magro. Aunque esta tendencia va cambiando con los años, todavía se suele elegir a la carne como plato principal y nos preguntamos si existe una versión más saludable que otras. ¡La respuesta es sí! La recomendación es elegir aquellos cortes magros donde pueda retirarse la grasa visible, como lomo, cuadril, nalga, bola de lomo.

Optar por un postre fresco. Una ensalada de fruta es una excelente opción, aprovechando las variedades de estación que resulten más económicas. Incluso podemos elegir variedades deshidratadas que brindan un mayor aporte de fibra y por lo tanto saciedad.

Regular la mesa dulce. Llega el momento cúlmine de la celebración y servirse con moderación puede resultar difícil cuando hay tanta variedad de alimentos atractivos y que nos gustan. Una forma para moderar su consumo puede ser elegir un plato tamaño postre y servirse porciones pequeñas para darnos el gusto de probar todo, sin la necesidad de comer de más. A su vez, recordemos la importancia de comer despacio, masticando lentamente para poder disfrutar cada bocado y darle tiempo a nuestro cuerpo de brindar la señal de saciedad.

Cuidar el consumo de alcohol. Por supuesto no nos vamos a privar de esa copita con la que todos brindamos. Sin embargo, tengamos presente que al ser una época de calor el cuerpo tiende a deshidratarse y el alcohol favorece este proceso. Es por esto que se recomiendan bebidas hidratantes ya sea agua, como también limonadas, jugos de frutas, y bebidas preparadas con especias e infusiones. Hibiscus, manzanilla, jengibre, cardamomo e incluso hinojo son algunas opciones que podemos utilizar para preparar nuestra bebida.

Previo Visita de lujo en Margot
Siguiente Pollo al Curry