Inducción invisible: tecnología y diseño


Este sistema de vanguardia permite cocinar directamente sobre la mesada en una propuesta minimalista que se adapta a cualquier estilo decorativo.

VANGUARDIA

Las firmas más vanguardistas en tecnología para el hogar han empezado a apostar por la integración de soluciones, buscando la máxima calidad, con un diseño minimalista que se adapte a cualquier estilo decorativo. Como parte de esta tendencia surge la inducción invisible, un sistema que deja obsoletos los elementos de cocina tradicionales -que delimitan la zona de trabajo- y convierten todo el espacio de mesada en una zona de cocción completa, donde participan desde la elaboración al emplatado.

SIMPLEZA Y RESISTENCIA

Entre este tipo de soluciones de cocina integrada se encuentran desde mesadas de inducción totalmente invisibles a fogones incorporados a la piedra o placas modulares personalizables. La tecnología nunca ha estado tan presente en la cocina como en este momento. Por su simpleza, su resistencia y su estética -y gracias a su resistencia y nula porosidad- las propuestas de porcelánico permiten cocinar directamente sobre ellas.

OPCIONES INFINITAS

Actualmente hay una gran oferta de mesadas porcelánicas compatibles con los sistemas de inducción invisibles. Colores que van del blanco más puro al negro mate, vetas que nos recuerdan al mármol, el terrazo o la madera, o cualquier efecto piedra que puedas imaginar. Es un material muy resistente y con un acabado perfecto. Además, es impermeable, repele las manchas y resiste altas temperaturas. 

Estos sistemas de última generación, funcionan con tres puntos de calor y 8 niveles de potencia, que permiten trabajar en la cocina con total seguridad. Aunque parezca mentira, la inducción solo calienta el recipiente metálico con el que estamos cocinado mediante un campo magnético.

LAS CLAVES 

– En los sistemas de inducción invisible el calor se dirige directamente a las superficies de cocinado creando campos magnéticos que hacen imposible quemarse.

– Su diseño invisible abre el espacio y libera la superficie de la encimera de elementos innecesarios Es perfecto para los fanáticos del estilo más minimalista.

– Tanto los materiales, el porcelánico más resistente, como su diseño, sin relieve ni bordes, lo convierten en un sistema súper limpio e higiénico.

– Este tipo de sistemas de inducción invisible aprovechan el espacio al máximo y liberan la zona para que todo el proceso de elaboración y cocinado se lleve a cabo en la misma superficie. 

– Este tipo de sistemas aprovechan el espacio al máximo y liberan la zona para que todo el proceso de elaboración y cocinado se lleve a cabo en la misma superficie. 

– Habitualmente incluyen un sistema de control, con mando o una App, que permiten gestionar el funcionamiento de cada zona de cocción (potencia de cada fuego).

Previo Nicolás Zaffora, de monje a referente de la sastrería bespoke
Siguiente Educación y apoyo para una lactancia posible