Ir sin maquillaje: las claves del efecto “no make-up”


Lo natural está de moda, o al menos eso es lo que han dictado las pasarelas esta primavera. El mundo de las tendencias no ha tenido más remedio que rendirse ante el encanto de las pieles impolutas de las modelos de Balmain, la luz que irradian los rostros en Giambattista Valli o ese aura natural de los desfiles de Chloé y de Isabel Marant. Y es que cuando consigues que menos sea más, tienes la partida ganada.

Aún así, el no make-up es, posiblemente, una de las paradojas de la belleza más grandes con la que nos hemos topado en los últimos años. Maquillarse para no parecer maquillada puede ser un acto sin mucho sentido, pero si aclaramos que de lo que se trata es de tapar de forma sutil y de resaltar lo importante, la cosa cambia. Cuando la piel tiene ese acabado jugoso, cuando irradia luz, cuando tiene ese ligero toque de sol, lo que está gritando a todo el mundo es juventud, a cualquier edad.

La cuestión radica en poner el cuidado y aspecto de la piel como garantía de belleza por encima de todo lo demás. Pero para conseguir una piel así en un futuro, se requieren cuidados diarios en el presente. Y como no, unos trucos de maquillaje que completen la magia.

Lo primero, hidratar
Un buen ritual de hidratación, tanto por el día como por la noche, es una de las claves del éxito para conseguir una piel sana, y por extensión, es el punto de partida de este look. Aplica una buena hidratante antes de cualquier tipo de base o corrector para crear una barrera protectora que impida que los poros se obstruyan. También evitarás que las moléculas de maquillaje, más pesadas, resequen la piel.

Hidratación y algo más
Utilizar un sérum que hidratante en profundidad, redensifique la capa córnea tensando la piel y proteja de los radicales libres que generan la oxidación de las células mientras aporta luminosidad.

También de noche
Por la noche, después de desmaquillar y limpiar bien la piel, utilizar alguna crema que ayude a mejorar los niveles de hidratación mientras duermes. Puedes aplicarla como una crema normal o como una mascarilla, si lo que deseas es una cura de hidratación en profundidad.

¿Y si pruebas no maquillarte?
Aunque las fórmulas de las bases de maquillaje han evolucionado, dejar que la piel respire sin ningún tipo de cobertura que se lo impida, no es ninguna tontería y eso es lo que propone la experta en estética Gema Cabañero.

Alternativas para no maltratar el cutis
“Optar por el maquillaje que mejor se adapte a nuestro tipo de piel y probar una cura détox a base de oxígeno, como Oxigénesis”. Trabajando con oxígeno puro al 99% se consigue una luminosidad y jugosidad dérmica instantáneas, atenuar las ojeras y bolsas, difuminar las líneas de expresión e, incluso, marcas de acné.

Previo ¿Por qué la piel necesita un aporte extra de antioxidantes?
Siguiente Pastel de papa