Islas Mauricio, un placer…


Este cristal resplandeciente en las turquesas aguas del Océano Índico fascina al viajero. El contraste de colores, culturas y sabores hace de él un lugar acogedor que se convierte en el escenario perfecto para unas vacaciones inolvidables.

 

Textos. Revista Nosotros.

En las Islas Mauricio el visitante tendrá la oportunidad de disfrutar de un lujo incomparable, un nivel de refinamiento muy por encima del que ofrecen otros destinos tropicales. Aquí se descubre el verdadero significado de la belleza. Quien conoce estas playas querrá volver una y otra vez.

 

PORT LOUIS

 

Port Louis, la capital cosmopolita de Mauricio, fue fundada por el gobernador y colono francés Bertrand-François Mahé de La Bourdonnais en 1735. Ubicada en la costa noroeste, es la capital administrativa y comercial de la isla.

 
Durante el día la ciudad es un hervidero de actividad, llena de tesoros culturales e históricos que nadie debería perderse. Más allá del Mercado Central, punto fundamental para aquellos que quieren sentir de cerca la esencia de Mauricio, hay muchos lugares históricos, incluyendo Champ de Mars, la pista de carreras de caballos más antigua del hemisferio sur.

 

UN VIAJE EN EL TIEMPO

 

Hay muchos lugares históricos en Port Louis y descubrirlos es como ir a la caza de tesoros. Es necesario pasar por los barrios para ver las antiguas casas coloniales y los Cuarteles Centrales donde se ubica la sede de la policía. Si se mira atentamente de cerca las paredes exteriores que rodean los cuarteles se verá una S de hierro forjado.

 

Se trata del símbolo del gobernador francés La Bourdonnais, que inició la construcción de estos cuarteles en la primera mitad del siglo XVIII.

 

Este mismo símbolo se puede encontrar en la pared más antigua que aún se conserva del “Grenier” (antes el granero de Mauricio, pero hoy un aparcamiento) cerca del Museo del Molino en el paseo marítimo de Caudan, en los restos del coral que en otros tiempos rodeaban parcialmente el mar del puerto. Para dejarse transportar al pasado mientras se está al refugio de la sombra de los pocos árboles exóticos que quedan y los niños juegan en el Astrolabe.

 

NORTE

 

En Mauricio, cuando hablamos del Norte, lo primero que nos viene a la cabeza es Grand Baie. Gracias a un desarrollo sostenible, este se ha convertido en el primer destino turístico de Mauricio.

 

Grand Baie es el punto de partida de las excursiones en barco y de otras actividades marítimas. Tiene dos playas, una es “La Cuvette”, un discreto escondrijo donde aún se pueden encontrar a las exóticas “tec-tec” escondidas en la arena, pequeñas conchas blancas que deben protegerse.

 

Otra propuesta es pasear por las estrechas calles detrás de la carretera principal y disfrutar de lo que ofrecen las pequeñas boutiques locales. Esta es conocida por su gran variedad de restaurantes y su vida nocturna. En seguida el viajero se siente atraído por este encantador y exuberante pueblo.

 

Otro pueblo pintoresco del norte de Mauricio es Cap Malheureux, con su famosa iglesia de tejado rojo, sus vistas a las islas del norte y su importante comunidad de pesca.

 

PLAYAS

 

El norte de la isla tiene muchas playas, cada una más bonita que la anterior. Las más populares entre los mauricianos y los turistas son la playa Trou aux Biches, sombreada por las casuarinas, y la larga y curva playa de Mont Choisy que continúa desde Pointe aux Canonniers hasta Grand Baie y hasta la divina playa pública de Pereybere.

 

Los más aventureros o los que buscan paz y tranquilidad pueden darse un paseo por las piedras, a la izquierda o a la derecha de la playa pública de Pereybere y descubrir las playas privadas de Casita y Bain Boeuf con sus aguas claras y azules y sus exquisitas vistas.

 

El horizonte está despejado, se puede disfrutar de la puesta de sol desde cualquier punto de la costa. Intenta ver los ‘rayos verdes” especialmente en los meses de invierno cuando la trayectoria del sol está más al norte y la atmósfera puede separar mejor los colores. Pero acuérdate de proteger tus ojos y no mires directamente al sol.

 

OESTE Y SUDOESTE

 

Las costas Oeste y Sudoeste de Mauricio son las zonas más secas de la isla. A primera vista podría parecer que uno está en la sabana africana. Protegida por los vientos preponderantes, la región cuenta con algunos hoteles magníficos y lagunas suficientemente tranquilas como para nadar, bucear, practicar esnórquel, esquí acuático, kayak, ir en patín y hacer actividades de navegación.

 

Es recomendable dirigirse a Tamarin Bay, o al mundialmente famoso One Eye de Le Morne, donde se pueden encontrar las mejores olas para practicar surf. Le Morne es también conocido por los kitesurfistas por los vientos estables que soplan desde el sudeste y aceleran en este rincón de la isla durante casi todo el año.

 

El oeste es donde se encuentran las exuberantes gargantas del Black River. Se puede pasar el día visitando los distintos parques naturales (Casela, Gros Cailloux) de la región, paseándote, haciendo actividades estupendas para niños y charlando en este impresionante entorno. Incluso hay algunos leones africanos, jirafas y otros animales que ver.

 

Además se puede ir de compras a alguno de los centros comerciales de la zona y, por qué no, probar alguna carrera de karts en Cascavelle. Para una experiencia realmente mágica, reservar una excursión a Ile aux Bénitiers y nadar con los delfines salvajes.

 

SUR Y SUDESTE

 

Los paisajes más bellos y silvestres de la isla se encuentran en el Sur: playas de arena bordeadas de acantilados esculpidos por las olas, costas rocosas, campos de caña de azúcar que se pierden en el horizonte y terrenos montañosos con magníficas vistas. La zona turística integrada de Bel Ombre es también un modelo en su género.

 

ESTE

 

La costa Este, con su sucesión de playas y sus lagunas de color esmeralda, es indudablemente uno de los litorales más bonitos de la isla. Interrumpida por muchos hoteles de lujo y pueblos auténticos, esta costa tiene la particularidad de estar expuesta constantemente a los vientos alisios del Sudeste. Su principal atracción es la larga playa de varios kilómetros de Belle Mare.

 

INTERIOR Y CENTRO

Es hora de dejar las playas de siempre y probar algunas excursiones por el interior para conocer el corazón de la isla. Más fresca que la costa, la meseta central se alza entre 400 y 600 metros sobre el nivel del mar. Empezando por el sur de Port Louis, esta gran zona urbana tiene una población de unas 400.000 personas, aproximadamente un tercio de la población de la isla. En lo alto de la meseta también se encuentran bosques, lagos y plantaciones que vale la pena visitar.

LO QUE NO PUEDE FALTAR

 

Dinero y operaciones bancarias

 

En el Aeropuerto Internacional Sir Seewoosagur Ramgoolam, la apertura de los bancos coincide con la llegada y salida de los vuelos internacionales.
Horario de los bancos
De lunes a jueves, de 9 a 15.
Viernes, de 9 a 17.
Cerrados los sábados, domingos y días festivos.

 

Tarjetas de crédito

 

Los bancos y la mayoría de los hoteles, restaurantes y tiendas turísticas aceptan tarjetas de crédito.

 

Servicios médicos

 

Los hospitales y centros de salud regionales ofrecen instalaciones médicas gratuitas y públicas. Las clínicas privadas prestan servicios médicos pagos.

 

Horario comercial

 

El horario comercial en las principales ciudades de Mauricio es de 9.30 a 19.30 (de lunes a sábado). Algunas tiendas abren hasta el mediodía los domingos y días festivos. Muchas tiendas libres de impuestos y centros comerciales modernos ofrecen una amplia gama de productos. Tener en cuenta que las tiendas en Rose Hill, Vacoas, Curepipe y Quatre Bornes los jueves solo abren medio día.

 

Licencia de conducir

 

En Mauricio se conduce por la izquierda de la carretera y los conductores deben ceder el paso al tráfico por la derecha. Los visitantes con un permiso de conducir expedido por las autoridades competentes de sus respectivos países pueden manejar durante su estancia.

 

Propinas

 

Dejar propina es común, pero no obligatorio.

 

Precauciones

 

Hay algunos peces e invertebrados en las aguas de Mauricio que son perjudiciales, principalmente los erizos de mar, los peces piedra y los peces león. Es recomendable preguntar si los hay en las aguas cercanas a los resorts. Tener cuidado de no pisarlos y considera la posibilidad de llevar calzado para el agua.

 

EL MEJOR MOMENTO PARA VISITAR

 

Mauricio goza de un clima relativamente suave. Aunque las temperaturas son bastante moderadas durante todo el año, con precipitaciones ocasionales, la época más agradable para visitar la isla es entre los meses de abril y junio y entre septiembre y diciembre. Dado que Mauricio se encuentra en el hemisferio sur, los meses de verano y de invierno son opuestos a las estaciones en Europa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Previo Louboutin, pionero en la diversidad de tonos nude
Siguiente Alberto, el loco de la oficina